VIVIR ENTRE POLVO, ENFERMEDADES Y MUERTE