TEMOR AL COMBATE A LOS ILÍCITOS