¿QUÉ PASARÁ CON LOS TRABAJADORES DE LAS DEPENDENCIAS FEDERALES?