MANUEL VALENCIA CARDÍN NO SE MUERDE LA LENGUA POR SUS FALSAS OFERTAS