Lanzan gas pimienta a los ojos de una persona en silla de ruedas

El hombre afectado fue interceptado durante una manifestación en Francia.

Muchas veces no hay palabras para describir la brutalidad con la llegan a conducirse ciertos elementos policiacos de todo el mundo.

Tristemente, el actuar violento de las fuerzas públicas suele acentuarse en manifestaciones multitudinarias que alzan la voz en contra de alguna acción del gobierno que les parece injusta. Bajo este contexto, un oficial de policía fue grabado mientras rociaba gas pimienta en la cara de un hombre que estaba en silla de ruedas. 

El ataque ocurrió el 2 de marzo de 2019 en Toulouse, Francia, durante una manifestación del movimiento conocido como Los Chalecos Amarillos. En las imágenes puede verse cómo el uniformado arrebata los lentes al hombre que usaba una silla de ruedas para trasladarse.

Según fue relatado en redes sociales, la víctima intentó que el policía le devolviera sus lentes, pero tras unos segundos, éste volteó y le roció gas pimienta directamente en los ojos. 

Las escenas evidentemente han causado gran indignación entre miles de usuarios en redes sociales que no para de exigir justicia para el hombre afectado.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió este martes a investigar y, en su caso, castigar abusos contra becarios del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, así como a exhibir a empresas que incurran en conductas inadecuadas durante su operación.

Luego de que un miembro de la prensa expusiera al mandatario que algunas empresas obligan a los jóvenes a entregar una cantidad de su beca o a comprarles ciertos productos para mantenerlos como aprendices, el mandatario señaló: “la empresa que haga eso tiene tache”.

Además, ofreció: “qué les parece si, teniendo pruebas suficientes, damos a conocer aquí el nombre de esas empresas; eso es más importante. ¿Les parece? Bueno, entonces, transparencia. (Con) todas esas denuncias que hay, una vez que se constate que es cierto, hacemos la lista”.

Finalmente, lamentó que un programa creado con buenas intenciones para reducir el desempleo entre los jóvenes del país sea utilizado por algunos particulares para ganar dinero, desvirtuando sus propósitos.

“Desde luego, que se olviden de que van a ser tutores, porque están dando un mal ejemplo. El tutor no sólo es para que le enseñe al joven un oficio sino es también para que le dé buenos ejemplos, para moralizarlo. Entonces, si una empresa hace esas cosas no puede ser guía, no puede ser tutor, están descalificados totalmente. No es esa la idea del programa”.