Descartan tintes políticos en asalto a casa de Angélica Rivera