CAMINITO A LA ESCUELA PERO CON PROTOCOLOS Y LONCHES

Habrá vigilancia especial y será un retorno voluntario; muchas escuelas sin las condiciones adecuadas

Por Claudia Espinosa y Jimena Aquino

A cinco días del tan anunciado regreso a clases, Carlos Gorocica, subsecretario de Educación en la zona norte de Quintana Roo, señaló en entrevista exclusiva a Grupo Contrapunto que a pesar de que no están completamente preparados, este 30 de agosto el regreso a las aulas será de manera gradual, que por disposición del decreto federal las clases de este ciclo 2021-2022 están fuera de algún semáforo y la educación está contemplada como actividad esencial.
Este regreso dependerá de las condiciones en las que se encuentran las escuelas y que estas cuenten con insumos de limpieza como son cloro, gel antibacterial, agua, luz y lo necesario para mantener la seguridad e higiene del lugar.
Recalcó que están trabajando de la mano con la Secretaría de Salud, quienes estarán monitoreando en conjunto las aulas, para evitar un brote de covid en los alumnos y que si se llegara el caso de existir algún alumno con síntomas o sospechas de que este enfermo, se contará con un protocolo para tratar el problema, el cual consiste en aislar el salón y si fuera el caso, cerrar la escuela para seguridad de todos.
Desde ahora se están llevando a cabo reuniones de trabajo con maestros y supervisores, donde se determinó que se llevara una bitácora del monitoreo diario cada salón y en conjunto con algunos padres de familia ayudarán a la supervisión y cuidado en las escuelas; se cancelarán las cooperativas y tienditas en las instalaciones para evitar en lo que se pueda el contacto con las personas, los niños tendrán que llegar bien alimentados y con lonche, además cada salón contará con un número determinado de alumnos, que se estarán turnando los días en los que asistan a clases.