LAS IRREGULARIDADES EN LA CONSULTA POPULAR