Deportes

ESCANDALAZO OLÍMPICO

Spread the love

Dice que por sobrepeso en sus maletas dejaron en la basura sus uniformes de sóftbol, pero se llevaron almohadas y sábanas como recuerdos. 14 de las 15 jugadoras nacieron en Estados Unidos

Vaya escandalazo olímpico.
Danielle, Taylor, Tory, Nicole, Dallas, Chelsea son algunos de los nombres de las integrantes del equipo de sóftbol, que está conformado por 15 jugadoras, de las cuales 14 nacieron en Estados Unidos pero cuentan con ascendencia mexicana.
Stefanía Aradillas es mexicana por nacimiento, es oriunda de la Ciudad de México, pero comenzó su carrera universitaria en Monte San Antonio, jugando con el equipo colegial durante el 2013 y 2014.
Pero la mayoría no habla español, y la gota que derramo el vaso, fue que la boxeadora Brianda Tamara dio a conocer el suceso en su cuenta de Twitter, donde afirmó que lograr un uniforme de México representa años de esfuerzos, sacrificios y lágrimas y las jugadoras del equipo femenil de sóftbol que representó a México en Tokio 2020 abandonaron la Villa Olímpica sin sus uniformes, mismos que fueron encontrados en la basura.
El argumento fue las jugadoras buscaron evitar sobrepeso en sus maletas.
Pero además recientemente el presidente del Comité Olímpico Mexicano, Carlos Padilla, reveló que se investiga al equipo de Sóftbol femenil, que compitió por el país en Tokio 2020, debido a que no portaron la bandera de México ni el logo del COM, pese a que habían presentado un uniforme en el que supuestamente sí lo harían.
¿Quién decidió o quién las eligió para representar a México en un evento de trascendencia deportiva? Y a México, los mexicanos, lo llevamos en la piel.