UN BUZO AFICIONADO DESCUBRE UN TESORO PERDIDO

Steve Hickman tuvo la fortuna de encontrar en un navío hundido hieleras repletas de cerveza.

Te imaginas estar buceando y encontrar un navío repleto de bebidas alcohólicas, este es el caso del explorador, Steve Hickman, un técnico de buceo y buceador aficionado, quien solo llevaba consigo una pequeña bolsa de red para guardar lo que se encontrara en su paso.
El barco identificado como Wallachia, había estado hundido durante más de 100 años, desde 1895 frente a la costa escocesa tras colisionar con otro barco en medio de una densa niebla, el cual llevaba un cargamento de decenas de botellas de cervezas, gin y whisky.
Mientras Steve Hickman buceada en las profundidades del mar, encontró lo que el califico ¨su tesoro¨ cientos de botellas de vidrio con contenido etílico, las cuales estaban parcialmente enterradas en el lodo marino. Y apenas movió la primera botella ante sus ojos descubrió una hilera de cervezas, whisky y gin. El hombre quedo asombrado.
Luego del descubrimiento, el buzo aficionado bajo con un equipo de hombres para rescatar su preciado tesoro, el cual se preservó por un siglo en las aguas heladas del mar.
Las pruebas genéticas revelaron que la cerveza del Wallachia contenía dos tipos diferentes de levadura: Brettanomyces y Debaryomyces, el NCYC tiene alrededor de 600 cepas de elaboración de cerveza en sus archivos, algunas de las cuales fueron depositadas por cervecerías del Reino Unido que enfrentaron el cierre durante crisis económicas de las décadas de 1950 y 1960.