“CAMAS ANTISEXO”, EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE TOKIO 2020

*Quieren evitar el sexo en la Villa Olímpica y, como si dos veinteañeros con la líbido por las nubes tuvieran algún problema en practicar sexo en cualquier lugar

Con el objetivo de frenar la propagación del COVID-19 y reducir los riesgos de contagio entre los deportistas, los organizadores de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 diseñaron camas individuales, las cuales solo soportan el peso de una persona.

Las camas están diseñadas para romperse con movimientos bruscos, es decir, no podrán ser utilizadas por los atletas para mantener relaciones sexuales.

Los organizadores de los Juegos Olímpicos distribuyeron 18 mil camas en la Villa Olímpica, las cuales están fabricadas con cartón que se reutilizará una vez que terminen las competencias.

En días pasados, el comité de Tokio 2020 afirmó que distribuirán preservativos a los atletas participantes, como es habitual en estos eventos, aunque les pedirán no usarlos durante la competición, en línea con las medidas anticovid.

Los deportistas participantes en los Juegos deben cumplir un manual de medidas anticontagios que incluye un detallado protocolo de distanciamiento social y un amplio elenco de comportamientos prohibidos, entre ellos los abrazos, estrecharse las manos u otras formas de contacto físico, aunque el sexo no aparece mencionado en el documento.