A través de convenios “desamarran” los tejemanejes de los asentamientos ejidales, en donde viven cerca de 200 mil personas

Por Toni Salmerón

La creación de las 125 colonias irregulares asentadas en 5,117 hectáreas de tierras ejidales de Alfredo V Bonfil fue el pago al turismo electoral en cada elección estatal y municipal.
Así lo reveló Hugo Alday Nieto, secretario técnico de la comuna de Benito Juárez, quien sostuvo que “históricamente este sector se utiliza como botín político y económico”.


Las colonias irregulares nacen con el turismo electoral en elecciones pasadas, por lo que hizo el exhorto a evitar esta práctica, además que ya está tipificado como delito en la ley electoral.
Derivado del rompecabezas jurídico, político y económico que se han convertido estas 125 colonias irregulares, Alday Nieto advirtió que el proceso de municipalización es complicado y está bajo la lupa de la autoridad federal.

Dijo “Nadie se metió a arreglar el problema de fondo, por lo que hay venta y reventa de tierras”.
Entrevistado en sus oficinas de Plaza Centro, Hugo Alday aseguró que aunque dicha zona ejidal no cuente con los servicios básicos, si se instalan urnas para emitir el voto, porque “nada tiene que ver una otra con la otra”.