Jóvenes se refugian en las drogas ante el confinamiento por la pandemia

*Justifican el consumo de enervantes pero carecen de autoestima y no saben decir “no” ante la invitación de ingresar al mundo de la ilegalidad.

Por Jonathan Josué Estrada Jiménez

Liliam Negrete Estrella, directora del Centro de Integración Juvenil (CIJ) con 11 años de estar al frente de la institución, actualmente cursa una maestría en prevenciòn del delito, reveló que, durante la pandemia que nos tocó vivir en pleno siglo XIX, los jóvenes han padecido mayor estrés, depresión e incertidumbre, provocando que adolescentes de menor edad busquen por diferentes medios tener su primer contacto con las drogas.

Negrete Estrella concedió una entrevista a Grupo Contrapunto  para abordar el tema “Los jóvenes y las drogas en tiempos de pandemia”  y la  firma de colaboración entre el CIJ y el Instituto Mexicano de la Juventud. 

-¿Cuál es la relación de los jóvenes con las drogas durante el aislamiento social?

-Es una cuestión complicada, ya que el consumo de drogas ha venido muy relacionado con lo que es la salud mental. La pandemia vino a dejarnos mucho estrés, depresión y ansiedad por la incertidumbre de no saber lo que la enfermedad iba a ocasionar, además que tuvimos que cortar todas nuestras actividades de tajo,  y quien no consumía, con todos estos factores empezó a ver la posibilidad del consumo.

-¿De qué manera demuestran los jóvenes que están consumiendo drogas?

-La forma en la que te das cuenta es en el cambio de estado de ánimo.

Aunque pueden haber otros síntomas como la coloración de ojos, hedores, la forma de hablar, incluso hasta de dormir demasiado, ya que todos esos cambios son señales de alerta, que deben estar pendiente los padres de familia.

-¿Cómo se podría evitar el contacto con las drogas?

-Sabemos que estamos en un lugar en donde el consumo es una forma de socializar. El problema no es el consumo por ejemplo del alcohol y del tabaco, sino el mal uso y el abuso de ellos. Aquí la situación es que como adolescentes se dejan influenciar por el grupo de amigos y ese es el principal factor de riesgo.

-¿A qué se dedica el Centro de Integración Juvenil?

El Centro de Integración Juvenil se dedica a la prevención y el tratamiento de investigación de las adicciones, de igual manera nos dedicamos a dar conferencias, talleres y capacitaciones para personas que no tengan conocimiento de lo que son las drogas y lo que ocasionan además de maneras de prevención.

-¿Pueden los jóvenes, después de sus actividades diarias, asistir a las conferencias que ofrece el CIJ?

-Sì, incluso el trabajo preventivo que nosotros desempeñamos abarca desde la primera infancia hasta la adultez, aunque no nos imaginamos a un pequeño consumiendo, si se fomenta el autoestima, el respeto y sobre todo valores. La invitación es a que los chicos fomenten acciones propositivas en vez de avivar las acciones negativas.

-¿Cómo podemos apoyar a un amigo o familiar si descubrimos que consumen drogas?

-Yo lo que recomiendo es escuchar a esa persona. El ciudadano que tiene un consumo de drogas necesita que alguien la escuche, un ambiente donde no sea enjuiciado y exista empatía. Tienes que estar en el momento en el que ellos estén dispuestos a escucharte.

-¿Cuáles son las consecuencias de la adicción a las drogas?

-Si tienes un plan de vida vas a ocasionar que no se lleve a cabo. Tiene tres caminos que desgraciadamente, pueden terminar en la cárcel, un hospital o la tumba.

-¿Es pretexto que los jóvenes se refugien en las drogas por problemas familiares?

-Es una de las muchas justificantes que pueden utilizar. No digo que no sea válido ya que el problema de la adicción es multicausal.

-¿Quiénes son los más vulnerables para el problema de la adicción?

-Quienes tienen bajo nivel de autoestima y no tienen la habilidad de decir “no” y son vulnerables quienes no tienen apoyo por parte de la familia o amigos, además para los que no tienen sentido de vida, es más fácil que se desvíe.