LOS TIANGUISTAS NO VENDIERON CASI NADA POR LAS ELECCIONES