EDUARDO OVANDO LE OFRECE LA MANO A LOS CANCUNENSES