CON MARA AL FRENTE, LA MAFIA VERDE SE APODERA DE MORENA