Quintana Roo

《ENTRE COLUMNISTAS》#10

Spread the love

Periodistas del Sur y del Norte de Quintana Roo escribimos para usted:

* Jonathann Estrada, Julian Santiesteban, Ángel Ramírez Hernández, Anwar Moguel y Javier Chávez Ataxca.

“TULUM, EL DESASTRE QUE VIENE”

Jonathann Estrada

Hay que hacer memoria. Tulum es un municipio joven que se encumbró o fundó en el gobierno quintanarroense de Félix Arturo González Canto. Es una joya que le fue arrebatada a Félix y que desea recuperar. Marciano Dzul Caamal fue el primer presidente constitucionalmente electo en Tulum. Gobernó del 2009 al 2011. Gestó terror y pánico entre el empresariado y fundó su “cártel de policías”. Cobraban cuotas que ahora se denominan “derecho de piso”. Por un lado concedía abrir negocios irregularmente en una lista secreta que pagaban “mochadas” semanales o mensuales por no cubrir los requisitos para obtener licencias de funcionamiento. Esos mismo eran visitados por “el cártel de policías”, quienes asignaban “otras cuotas” para no ser tocados por el crimen organizado. Todos vestían de civil. En ese mismo periodo fue asesinado, misteriosamente, el compañero periodista Alberto Velázquez. Alberto tenía informes muy exactos de los negocios oscuros de Marciano. Dicen, los que lo conocían de cerca, que quiso “negociar”. Ese fue su error.
El cacicazgo de Marciano Dzul Caamal se ha vislumbrado en un gran periodo: Él fue el primer presidente municipal; luego gobernó con sus subalternos Martín Cobos (alcalde interino); posteriormente encumbró a David Balam Chan (ahora está en su planilla de regidores) y posteriormente postuló y ganó con su hermana Romalda Dzul Caamal. Nueve años de poder absoluto. Y Víctor Mas Tah le ganó en el 2018, donde se encontraron en las urnas por primera vez y ahora viene por la revancha. En la previa, Marciano Dzul ha abonado a la desestabilización municipal. Su cártel se mantiene vivo, aunque ahora sin “charola”. Y han “golpeado” las entrañas del municipio para mostrar a un alcalde débil y sin control.
Por si fuera poco, el Estado ha “abonado” a esa estratagema electoral al publicar comunicados oficiales, extraídos desde el Estado, donde hacer creer que “El Mando Único Absoluto” se acaba de establecer por “circunstancias fuera del control municipal”. No obstante “El Mando Único” lleva al menos dos años en funciones y constitucionalmente, de acuerdo al artículo 115, no puede existir “Mando Único Absoluto”; el presidente no puede renunciar a lo que establece la constitución. Todo pareciera que fue fraguado para hacer ver a Víctor Mas Tah como un inútil o ineficaz. ¿Qué cambio le pueden proponer a los tulumnenses? Un desastre es lo que esperan.

“TULUM Y SOLIDARIDAD, EL EPICENTRO”

Por Julian Santiesteban

Desde Isla Mujeres hasta Tulum, la guerra por los gobiernos y, por supuesto, los presupuestos, estará a todo lo que da, pues los triunfos el 06 de junio de 2021 son el antecedente del combate que dará la recompensa más importante: la gubernatura de Quintana Roo del 2022 al 2027. Y aunque en Benito Juárez, Isla Mujeres y Puerto Morelos serán sorpresivos los resultados, por las amplias probabilidades de que los partidos gobernantes (Morena, PRI y Verde, respectivamente) pierdan, donde los enfrentamientos serán desgarradores son Solidaridad y Tulum, el primero porque es el corazón de la Riviera Maya, Playa del Carmen es quinto municipio con mayor crecimiento anual de todo América Latina, la fuerza laboral, el presupuesto anual supera los dos mil millones de pesos, aunque la corrupción de su gobierno actual ha impedido la recuperación económica.
En estos dos municipios la contienda será cerrada, pero desde ahora hay dos finalistas en ambas demarcaciones. A pesar de todo el apoyo desde el gobierno estatal para Lili Campos Miranda, aquí compiten la presidenta Laura Beristain Navarrete contra el abanderado de Fuerza Por México, Gabriel Mendicuti Loría. La panista alcanzaría seguramente una regiduría, o regresará a coordinar la fracción parlamentaria en la XVI Legislatura, por ello, aunque el PAN anunció que designará al coordinador esta semana, pudiera ser cambiado después del 06 de junio, para que Campos Miranda sea designada, y el PAN asuma la Junta de Gobierno y Coordinación Política en septiembre próximo.
El caso de Tulum es aún más interesante, el actual alcalde, Víctor Mas Tah, aún con todos los infortunios padecidos, tiene una enorme popularidad a ras de tierra, donde le compite cerradamente el aspirante de Morena, Marciano Dzul Caamal. Ambos entienden que, más allá de los intereses grupales, es una pelea entre dos: Mas Tah contra Dzul Caamal. Claro que importarán los que sumen o resten, pero, en definitiva, en esta batalla se define el futuro político de ambos, no hay mañana y eso lo entienden bien, por eso será la más encarnizada de las competencias.
Tulum será pronto lo que ahora es Cancún, es el municipio con mayor reserva de tierras para crecer, aquí confluirán dos proyectos presidenciales: el Tren Maya y el Aeropuerto de Tulum. No hay demarcación con mayor potencial de desarrollo en todo Quintana Roo; ante ello. Víctor Mas debe demostrar que es capaz de ser el político que esta región requiere para cimentar el futuro. Marciano, en contraparte, debe probar que la “marca” no lo es todo y que tiene visión de Estado, y la visión del gobierno que ya tuvo puede servir de referente, pero no de guía hacia adelante. En suma, Tulum es el futuro de Quintana Roo, Víctor Mas parte con la ventaja que le da ser gobierno. Es el campeón, cuyo retador deberá tener una fuerza para vencer contundente, o no alcanzará el triunfo.

“ALTA CORRUPCIÓN DEL PARTIDO VERDE PONE EN RIESGO A MORENA EN QUINTANA ROO”

Por Ángel Ramírez Hernández

Un nuevo escándalo de corrupción internacional evidencia la alta corrupción entre autoridades y el partido Verde Ecologista de México en Quintana Roo, lo que seguramente habrá de repercutir en el proceso electoral. Según el portal de noticias Latinus, el presidente de la Jugocopo del Congreso, Gustavo Miranda, y el presidente del Partido Verde en la entidad, Luis Pablo Bustamante, encabezan y operan una célula delictiva dedicada al despojo de inmuebles. A través de juicios laborales falsos, Gustavo Miranda, su mamá Erika García y Pablo Bustamante realizaron varios despojos inmobiliarios millonarios en Cozumel, Benito Juárez y otros municipios. Así lo hace constar el reportaje “El cartel del despojo”, realizado por el periodista Carlos Ochoa Huerta.
Como se sabe, y lo pone al descubierto el reportaje presentado por Carlos Loret, el Partido Verde es aliado de Morena y la 4T, y por su cercanía con AMLO influyeron para colocar a Mara Lezama como candidata para su reelección en Cancún. “Esa carpeta de investigación se envía a medios de comunicación federales y estatales. Se trata de una ficción que no tiene sustento jurídico ni vigencia”, dijo Miranda García en su defensa a través de un comunicado sin pies ni cabeza, como ha sido su desempeño en el Congreso.
El presidente de la Jugocopo confunde a medios nacionales con federales. Dice que su familia viene de la cultura del trabajo y del esfuerzo, lo que nunca ha hecho en el Congreso; tampoco construir acuerdos mediante diálogo y consensos para fortalecer la democracia. Como diputado no es transparente, a pesar de que se lo exigen en tribuna, y a menudo huye cuando le hablan de trasparencia, derechos humanos, laborales y democracia. Asegura que los ataques a su familia son producto del golpeteo, pero quienes han ido en contra de su mamá y las finanzas familiares, por lo menos teóricamente, son precisamente él y sus amigos, lo hace constar Ochoa Huerta en su trabajo.
La Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción del Estado inició una carpeta de investigación derivada del reportaje, pero no espere mucho de ella porque la corrupción permeó y carcomió en todos los niveles. ¿Afectará el reportaje a los candidatos de Morena, a Mara Lezama en Cancún y en Chetumal a Luis Gamero, como a Anahí González en el segundo distrito? Ya lo veremos el 6 de junio.

“¡SUENA EL CAMPANAZO!”

Por Anwar Moguel

Desde la madrugada de este lunes 19 de abril la horda de candidatos que están en busca de las 11 presidencias municipales de Quintana Roo se subirán al ring electoral, con un panorama en el que no hay claros favoritos y todo puede pasar.
El escenario de arranque se ve así: en Lázaro Cárdenas, el alcalde Nivardo Mena Villanueva, candidato del PAN, tiene todos los momios a favor debido al control político que ha tejido en su demarcación con tiempo y paciencia. En Isla Mujeres, el encontronazo entre la panista Atenea Gómez y el ex priista, ahora candidato de Morena, “Chato” Bacelis, sacará chispas, aunque parece tener ligera ventaja la del clan Ricalde.
En Cancún Mara es favorita, pero no puede descuidarse ante un político 100 por ciento electorero como “Chucho” Pool, quien puede capitalizar el descontento y los escándalos de los Verdes a su favor, al igual que Tirso Esquivel, de Fuerza por México, en Puerto Morelos. En Playa del Carmen tampoco hay claro favorito, lo que le abre la puerta a la candidata de la coalición Va Por México, Lili Campos, para, a golpe de estructura, arrebatarle la silla a una desgastada Laura Beristain.
Morena tiene todo para imponerse en Tulum, con el competitivo Marciano Dzul, y tiene posibilidades también en Carrillo Puerto, aunque luce más fuerte la priista Paoly Perera. En Cozumel, también parte como el rival a vencer el alcalde Pedro Joaquín, con todo y sus yerros.
En José María Morelos, Sofía Alcocer, pese a todo, va con ventaja para la reelección, mientras que en Bacalar la coalición Prianrredista luce como vencedora con su popular candidato “Chepe” Contreras. Y en la capital, el guinda Luis Gamero tiene las encuestas a su favor, pero no muy lejos de Juan Ortiz.
Abran sus apuestas, pero recuerden que hay 45 días de campaña por delante en los que todo puede cambiar, para bien de unos y mal de otros.

“LA COALICION RETADORA ACORTA DISTANCIAS”

Por Javier Chávez Ataxca

Morena se ha especializado en machetearse, dominado por un triunfalismo que los ha hecho bajar la guardia en todos los frentes de Quintana Roo, cobijados en el presidente Andrés Manuel López Obrador que llevan como santón de pueblo a todas partes. Pero el divisionismo y el resentimiento dominan en sus filas y se suma su alianza con el mafioso Verde Ecologista, más lastre que refuerzo. Por ello las distancias se han acortado en el tablero electoral de sur a norte.
Aquí en la capital Luis Gamero Barranco –candidato de Morena a la alcaldía– siente pasos en la azotea porque Juan Ortiz Cardín –candidato del PAN, PRI y PRD– ha tejido fino, consolidando alianzas para plantarse como un retador amenazante. Es lucha de dos y a Morena le perjudican más las candidaturas de la independiente Rufina Cruz Martínez y de José Ángel Muñoz González, de RSP. Nabil Eljure Terrazas –Fuerza por México– puede restarle votos de un sector de comerciantes a Juan Ortiz, pero la posición de Gamero es más comprometida por las heridas infectadas. A Gamero también le perjudica la candidatura de la cancunense Anahí González Hernández, aceptada a regañadientes por un sector del morenismo obligado a cuadrarse, agradecido por los apoyos en efectivo para jóvenes, adultos y ancianos.
Lili Campos Miranda –candidata del PAN, PRI, PRD y Confianza– es una retadora muy peligrosa para Laura Beristain Navarrete, alcaldesa de Solidaridad que persigue la reelección. Y más al norte, en Cancún, la morena Mara Lezama enfrentará a un peligroso Chucho Pool Moo –lanzado por PAN y PRD–, cuya candidatura quiso evitar el gobernador Carlos Joaquín González para facilitarle la travesía a Mara, su candidata. El triunfo de Chucho –muy posible por el desplome de Mara– alterará el tablero político de cara a 2022, porque tendrá al diputado federal con licencia como fuerte retador para la grande, representando a la coalición que gobierna entre comillas. A contemplar las campañas por las once alcaldías que inician formalmente en unas horas.