Policía

Colombiano, de luna de miel en Cancún, denuncia brutal golpiza policiaca

Spread the love

Los traumas en las costillas y los brazos, que dejaron a Miguel Echeverri, con una incapacidad de siete días

A pesar de las quejas y las medidas tomadas en los últimos días por la Cancillería, se siguen presentando hechos de xenofobia en contra de los colombianos que viajan hacia México. El hecho más reciente tiene que ver con un hombre que asegura que un grupo de policías mexicanos casi lo mata a patadas mientras celebraba su luna de miel en Cancún.
Se trata de Miguel Echeverri, quien denunció haber experimentado un caso de abuso durante la primera semana del presente mes de marzo. De acuerdo con la víctima, los culpables son miembros de la Policía de Turismo de ese destino vacacional, a quienes se acercó en busca de ayuda tras considerar que el costo de una carrera de taxi era más elevado de lo usual.
Inicialmente, buscó ayuda con los funcionarios del hotel en el que se estaba hospedando. Estos, a su vez, llamaron a las autoridades para que se encargaran de manejar la situación. No obstante, le contó la víctima a Noticias Caracol: “Cuando la Policía llega, ellos [los trabajadores del alojamiento] se desentienden completamente y dicen: ‘Nosotros no sabemos nada, él no quiere pagar’”.


Acto seguido, los uniformados esposan al colombiano y lo montan en un camión con destino a los calabozos de la Policía de Cancún, donde fue presentado ante un juez cívico. “Yo le intento exponer mi caso, a lo que esta persona me dice que no tengo derecho a hablar”.
En medio de ese panorama es que Valentina Gómez, esposa de Echeverri, llega hasta la estación para intentar solucionar el problema. “Cuando llega la pasan frente a este juez, y este señor le dice ‘mire, la única forma de que yo deje salir a su esposo es que me dé 300 dólares’, ella inmediatamente se preocupa, se pone a llorar, le dice ‘yo no tengo ese dinero’”.
Ante la negativa, relató el joven recién casado, “entran a la celda unos cinco policías, me tiran al piso y me empiezan a dar patadas en el suelo”, hecho que Gómez intentó grabar con su celular, por lo que también terminó siendo retenida por las autoridades mexicanas.


De acuerdo con el informativo, la pareja terminó siendo liberada tras ocho horas de prisión injustificada, con la única condición de que fueran a conseguir el dinero solicitado para recuperar la libertad. Más grave que eso, sin embargo, fueron los traumas en las costillas y los brazos, que dejaron a Echeverri, con una incapacidad de siete días.
“No queremos que a más personas les pase, no queremos que pasen el dolor tan horrible que nosotros sentimos durante tres días mientras ellos llegaban acá. Yo no sé si es algo contra los colombianos, lamentablemente parece que es como una fobia”, dijo al respecto Carmen Elisa Salazar, madre el joven de 25 años que fue agredido por la policía mexicana. En respuesta a los hechos, la familia ya interpuso una denuncia que quedará a cargo de la Cancillería colombiana.