Quintana Roo

“Se habla del aborto pero no del mal uso de la sexualidad”: Monseñor

Spread the love

Ante la la propuesta de reformar la Constitución de Quintana Roo sobre el primer derecho fundamental de toda vida humana, Monseñor Pedro Pablo Elizondo Cárdenas, Obispo de la diócesis de Cancún-Chetumal, recuerda a los quintanarroenses que la vida de todo ser humano es sagrada, es un don de Dios y por tanto solo a Él le corresponde la decisión de darla o tomarla.
En un comunicado señala que se habla mucho del aborto, pero no se quiere afrontar el problema del mal uso de la sexualidad, de la promiscuidad y del hedonismo que arrastra a tantos jóvenes a una vida de libertinaje y de inmoralidad, de la que después no quieren hacerse responsables.


Menciona que abortar es un acto terrible, doloroso y traumático. Las mujeres que abortan cargan toda su vida con el enorme peso de la decisión que tomaron, que frecuentemente las lleva a la tristeza y a la depresión.
“No permitamos que se degrade la moralidad de nuestros pueblos; no aceptemos que se introduzcan legalmente prácticas contrarias a la ley natural y divina. ¡Queridos hermanos Quintanarroenses pongamos nuestra fe en la Vida! ¡Sigamos defendiendo a los más inocentes!”, finaliza.