Municipios

Impotencia y coraje vivió un fotógrafo por malas prácticas de la autoridad en Tulum

Spread the love

*Pago casi 5 mil para recuperar su vehículo que fue remolcado por agentes de tránsito

Un ciudadano de oficio fotógrafo sufrió un calvario y tuvo que pagar casi 5 mil para recuperar su vehículo, el cual fue infraccionado por agentes de tránsito del ayuntamiento de Tulum, a lo que calificó como “malas prácticas de la ley”
A través de su perfil de Facebook, Jhonny Guerrero, narra pasó a paso lo que vivió hace unos días cuando por cuestiones de su oficio fue a realizar una sesión fotográfica en playa Paraíso, y estacionó su unidad como muchas veces lo había hecho, pero en esta ocasión los agentes de tránsito lo infraccionaron y lo remolcaron hasta el corralón.

Dirige su carta de la siguiente manera:
¿Qué tal amigos y clientes?
Les contaré una mala y amarga experiencia que viví en Tulum y que espero que a ustedes al visitar este paraíso nunca les pase…
Hace unos días me tocó estar trabajando en Tulum, teníamos una sesión fotográfica con unos clientes y como de costumbre acudimos a playa Paraíso para poder tener los fondos más impresionantes; como siempre, estacioné mi vehículo en el área verde quedando justamente como se muestra en la imagen anexa.
Tengo 3 años viviendo en Quintana Roo y siempre había estacionado mi auto en este sitio (dónde por mi conocimiento hasta ahora había sido completamente legal). Demoramos 30 minutos en la playa y al salir me percaté de que mi auto ya no estaba 😨😱, por lo que enseguida supe que lo habían remolcado (ya me había tocado ver como llevaban autos, pero por estacionarse del lado contrario, parte izquierda de la carretera), no me expliqué por qué se habían llevado el mío si no estaba infringiendo ninguna ley; tomé un taxi rumbo a las oficinas de tránsito y me cobró $300 pesos por un trayecto de 10 minutos (el taxi en Tulum es más costoso).

Narró su calvario desde que pagó 300 pesos del servicio de taxi a las oficinas de Tránsito municipal, los requisitos, copias y trámites que realizó para comprobar que era el propietario de la unidad, además del dinero que pago como a continuación explica:

“Entregué mis papeles y me cobraron $632 de multa, al pagarla me indican que mi auto está en el “corralón” fuera de la ciudad, sin más decidí llamar a un amigo de Tulum que es taxista y él me llevó, al llegar no podía creer lo que estaba pasando, pues tenía que pagar $3,500 pesos más, para no hacer más extensa mi historia, les cuento que tenían mi auto hasta el fondo casi en un pantano, además me le rompieron una calavera, cabe destacar que al estar en dichas oficinas llegaron 5 vehículos más pasando por la misma situación que yo y por lo que me contó la gente local hacen esto las 24 horas “ya es normal”.

Para rematar su historia Jhonny Guerrero comentó en queja pública que no le entregaron ningún recibo ni de la multa ni del corralón, por lo que es obvio que ese dinero debe estar quedando en manos de gente sin valores y ética.
Señaló que se quedó lleno de impotencia y coraje por lo que vivió y que de seguro lo han vivido más ciudadanos o turistas nacionales o extranjeros

¿Se imaginan el dineral que le están robando a los ciudadanos, tanto local como turistas?