Deportes

Dodgers gana su primer campeonato en 32 años.

Spread the love

Al final los angelinos no sólo volvieron a ser campeones, sino que lo lograron con la importante aportación de dos peloteros mexicanos en su roster. ¡Felicidades!
A pesar de que el mánager Dave Roberts había dicho al término del Juego 5 que el mexicano Julio Urías era uno de tres serpentineros que no estarían disponibles para lanzar en el Juego 6, en la séptima entrada de éste dio marcha atrás y llamó al culichi desde el bullpen para que se convirtiera en el séptimo pitcher de los Dodgers en su noche de coronación.


Urías entró para enfrentar a Yandi Díaz cuando había corredor en primera y, para mantener la extraordinaria efectividad que había mostrado anteriormente en la serie, requirió cuatro lanzamientos para poncharlo y poner a los Dodgers a seis outs del título.


En la octava, Julio se mantuvo sobre la loma y rapidito y con buena letra empleó 10 pitcheos para retirar en orden a los Rays. Su primera víctima fue Randy Arozarena, a quien puso fuera con un elevado al central que contó con la buena labor de Cody Bellinger. Posteriormente vino Hunter Renfroe, a quien mandó a sentarse tras una rola a tercera. Y, para terminar, Brandon Lowe le sacó 5 pitcheos, pero sólo para convertirse en su segundo ponche de la noche. Pero eso no era todo, pues esta vez Roberts escuchó las súplicas de todo México y dejó a Julio regresar para la novena. Y Julio fue perfecto.
Su primer enemigo fue Manuel Margot, y lo despidió con elevado al derecho. El segundo fue Michael Brosseau, y él regresó a su dugout caminando luego que Julio lo ponchara con una recta letal. El tercero fue Willy Adames y el resultado fue el mismo: lo dejó viendo visiones para su cuarto ponche de la noche
Sencillamente dominante, simplemente espectacular. ¡Historia pura!: un mexicano (Víctor González) fue el ganador del juego que les dio el título a los Dodgers y otro mexicano (Julio Urías) lo salvó.
Con su segunda aparición en esta serie, Julio llegó a 5 en total en su carrera en Clásico de Otoño, sumando las 3 que tuvo en 2018. Ese es un nuevo récord para un pitcher nacido en México, rompiendo el empate que tenía con Fernando Salas (Cardinals, en 2011) y, por supuesto, Víctor González, su compañero y amigo con los Dodgers en esta edición de 2020.