Cancún

En Cancún, ya no más desayunos en “El Comedor de Dios”

  • Ante la falta de apoyo e insumos ya no alcanza para proveer de los sagrados alimentos a familias vulnerables

Durante 118 días, casi desde que comenzó la pandemia del coronavirus, “El Comedor de Dios”, ubicado sobre la avenida José López Portillo ha brindado ayuda alimentaria entre desayunos y comidas de manera constante a 250 familias y entregado un total de mil 753 despensas a personas vulnerables, algunas incluyen pañales, leche de fórmula y alimento para bebés. Este viernes dejará de ofrecer los desayunos por falta de insumos.
Ante la situación difícil a raíz del desempleo, provocado por la crisis sanitaria, muchas familias siguen enfrentando la carencia de alimentos y violencia, motivo por el cual “El Comedor de Dios”, a través de Ricardo Villalba, ha otorgado apoyos a ciudadanos con necesidades de muletas, sillas de rueda, canalización a hospitales particulares y al Hospital General.
Ricardo Villalba afirmó que se han dejado de recibir donativos en efectivo e insumos para brindar alimentos, que van desde las 400 a 732 comidas al día, por lo que hizo un exhorto a la comunidad y empresarios a “ayudar para seguir ayudando” a mucha gente necesitada que no tiene un ingreso fijo, ni hogar ni comida.
Entre los apoyos también entregaron 17 parrillas eléctricas, 2 estufas, 7 colchones, un horno de micro hondas y encontraron trabajo a favor de 8 personas, así como apoyo psicológico a personas que con la crisis se querían suicidar.
Pese a la falta de apoyo de las autoridades, el fundador de “El Comedor de Dios”, sigue impulsando el proyecto para convertirlo en un área de usos múltiples que incluirá espacios para rehabilitación, dormitorios, regaderas, talleres para impartir cursos a favor de jóvenes, por citar algunos.