Nacional

Polvos del Sahara incrementan la proliferación de sargazo

Los polvos del Desierto del Sahara, que este año llegaron en mayor volumen a México, son una fuente de nutrientes y proliferación para el sargazo, que arriba masivamente al estado de Quintana Roo, reconoció María Amparo Martínez Arroyo, directora general del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC).

En entrevista con Excélsior, la doctora en Ecología explicó que el fenómeno natural que ocurre todos los años y atraviesa el Océano Atlántico hasta depositarse en el Caribe Mexicano, aporta minerales como fósforo y hierro a la macroalga de color marrón que genera severos impactos en las playas. “El polvo del Sahara es una de las fuentes de minerales importantes para el sargazo, además de todas las que produce la contaminación de los ríos, que desembocan en el Atlántico y en el Caribe”, indicó.

María Amparo Martínez Arroyo dio a conocer que un grupo interinstitucional del gobierno trabaja en la elaboración de los lineamientos normativos de manejo y aprovechamiento del sargazo en el Caribe Mexicano, que serán dados a conocer en breve. Reveló que una de las discusiones que hay en el seno de esta comisión en donde participa el INECC, Semarnat, Inapesca, Secretaría de Marina y Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), entre otras, es sobre cómo clasificar a la macroalga, ya que podría ser considerada como residuo peligroso, debido a que al descomponerse produce lixiviados tóxicos que se pueden filtrar a los mantos acuíferos. “Esa es la discusión justamente que hay ahora, pero en realidad el sargazo no es un residuo peligroso, no lo es en sí mismo, depende para quién, en qué condiciones, cuándo y dónde, por eso hay que avanzar de la mano del conocimiento científico”, manifestó. De acuerdo con la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), hasta el momento no se ha presentado ninguna solicitud para el aprovechamiento comercial del sargazo, a pesar de que como informó Excélsior en su momento, desde el año pasado proliferan anuncios en Mercado Libre de personas que venden costales de cinco kilogramos de la macroalga seca desde 300 a tres mil pesos, ya sea entero, en polvo o molido a mano de manera artesanal. El sargazo de Quintana Roo sirve según los  para producir cosméticos, fertilizantes, textiles o alimento para ganado.