Dónde y a qué hora ver el Atlético de Madrid frente al Girona

El Atlético de Madrid insiste con el Girona, al que nunca ha ganado en sus cinco duelos, y con la Liga

Madrid, España.- El Atlético de Madrid insiste con el Girona, al que nunca ha ganado en sus cinco duelos, y con la Liga, en una persecución hoy por hoy aparentemente inalcanzable del liderato del Barcelona, al que retará el sábado en una ‘final’ que sólo será tal si gana primero este martes.

Si no vence al Girona, que le visita sin Cristhian Stuani, en el Wanda Metropolitano, no habrá opciones por el campeonato. Si no gana el sábado en el Camp Nou al Barcelona, tampoco. Y así sucesivamente. El partido a partido es hoy victoria a victoria, el único camino que le permite creer en una cima de la que aún le separan diez puntos.

No redujo nada el pasado sábado. Superó al Alavés por 0-4, la mejor forma de reponerse de las decepciones precedentes, pero también lo hizo el Barcelona contra el Espanyol, con lo que, con una jornada menos, ya nueve para el cierre del torneo, todo sigue igual.

La siguiente ocasión, también sin el más mínimo margen de error, llega sin apenas pausa, este mismo martes contra el Girona, un rival invencible para el Atlético de Simeone. Es un dato de indudable mérito no haber perdido nunca con el equipo del técnico argentino, porque ha ganado a 67 de sus 71 adversarios. Sólo hay cuatro excepciones: Qarabag, Racing de Santander, Mallorca… y Girona.

Ha ganado al Barcelona, al Real Madrid, al Bayern Múnich, al Juventus, al Chelsea, al Arsenal, al Valencia, al Roma, al Sevilla, al Athletic, al Milan… Pero no al Girona, con el que se ha enfrentado en cinco ocasiones con cinco empates (un 2-2 y dos 1-1 en Montilivi y un 1-1 y un 3-3 en el Metropolitano). El último, en los octavos de final de la Copa del Rey, clasificó al equipo catalán.

Sólo el Barcelona se le resistió tanto en forma de triunfo en la era Simeone. El Atlético necesitó siete enfrentamientos para doblegar por primera vez al bloque azulgrana. Con el Girona va por cinco sin aún haberlo logrado. Al Real Madrid le venció al cuarto choque; al Bayern y al Juventus, por ejemplo, en el primer duelo.

Es un muro insuperable por el momento para el Atlético, que regresa al Wanda Metropolitano después de tres encuentros seguidos como visitante, dos con derrotas más que dolorosas: el 3-0 con el que se despidió de la Liga de Campeones ante el Juventus y el 2-0 en Bilbao con el que redujo al mínimo su confianza en pelear la Liga.

Simeone pierde dos jugadores para el choque de este martes: Diego Costa y Thomas Lemar, los dos lesionados en el duelo del pasado sábado contra el Alavés, además de la conocida baja hasta el final del curso de Lucas Hernández, que ya no volverá a jugar con el club rojiblanco. Costa y Lemar, además, son duda para el Camp Nou.

El resto de la plantilla, incluidos Rodrigo Hernández y Santiago Arias -el primero cumplió sanción la última jornada y el segundo se ha perdido los dos últimos partidos por lesión-, está a disposición del técnico para armar el once, en el que se intuye alguna rotación entre la compresión de estas tres jornadas en sólo una semana.

Tampoco demasiadas, pero sí algún cambio. En ese sentido, Arias, para descargar de minutos a Juanfran, o Stefan Savic, para hacer lo propio con Diego Godín o José María Giménez, surgen como posibles opciones en la alineación, a la que vuelve Rodrigo y en la que previsiblemente seguirán Jan Oblak, Filipe Luis, Koke Resurrección, Saúl Ñíguez, Thomas Partey, Antoine Griezmann o Álvaro Morata.

Enfrente, el Girona intentará ratificar su condición de bestia negra del Atlético, que no ha podido pasar del empate en ninguno de los cinco partidos disputados entre ambos conjuntos desde aquel 19 de agosto del 2017 en el que el cuadro de Montilivi se estrenó en la máxima categoría del balompié español.

Los catalanes afrontan el encuentro con la intención de dar continuidad a los buenos resultados que están obteniendo este curso en la Comunidad de Madrid, donde, en la Liga, han ganado más partidos (3, contra el Real Madrid, el Rayo Vallecano y el Leganés) que en su propio estadio (2).