Economía

Llegan a Santa Lucía 500 ingenieros militares para obras de mapeo

Spread the love

El general Cesar Augusto Bonilla reafirmó que la base aérea no desaparecerá con la nueva terminal civil.

Unos 500 ingenieros militares comenzaron este día a realizar obras de mapeo en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, donde el gobierno federal construirá una terminal aérea en sustitución del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) de Texcoco.

En declaraciones al diario La Jornada, el general de la 37 Zona Militar de Santa Lucía explicó que los ingenieros provienen de diferentes agrupaciones de todo el país, y a ellos se les unirán paulatinamente más efectivos para iniciar la construcción del aeropuerto.

Asimismo, Cesar Augusto Bonilla rechazó que la construcción de la terminal aérea signifique la desaparición de la base militar más importante del país, pues sólo habrá un “reacomodo” en la distribución de las instalaciones que permitirá a la base militar conservar su funcionalidad para tareas castrenses.

“Habrá reajustes sobre el terrenos, hay estudios mediante los cuales se pretende mantener las instalaciones de la Base Aérea Militar y hacer un reacomodo de las mismas y se haga funcional, de tal forma que se denomina aeropuerto civil militar”, agregó.

La idea, detalló, es que una pista del aeropuerto esté dedicada a operaciones militares, una más a vuelos civiles nacionales y la tercera a vuelos civiles internacionales.

Aún no existen los estudios

Durante su participación en el seminario Desafíos Portuarios de México, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte reconoció este mismo día que el gobierno federal no cuenta todavía con los estudios para rediseñar el espacio aéreo del Valle de México y permitir la operación de dos terminales aéreas.

De acuerdo con El Heraldo de México, Javier Jiménez Espriú declaró que hay cosas que la Sedena no puede realizar en este momento, “como el estudio de espacio aéreo que habíamos dicho en su momento, que nos falta contratar para la reestructura del especial aéreo”.

Tras afirmar que “se va a contratar con especialistas internacionales” para dicho fin, el funcionario federal adelantó también que los estudios de prefactibilidad  corearán a cargo de Sergio Samaniego, el ingeniero que ha apoyado a Andrés Manuel López Obrador desde 2014 con el proyecto de Santa Lucía.