CAPELLA SE ROBÓ HASTA LO DEL FORTASEG CUAUHTÉMOC BLANCO