LA POLICÍA MILITAR SE PONE A PATRULLAR LAS CALLES DE CANCÚN