Municipios

Inician etapa de contención de influenza en Quintana Roo

Spread the love

*Actualmente sólo existen en Quintana Roo 41 casos de dengue, cifra que disminuyó en comparación con el 2017 cuando se reportaron 81 casos.

Existen 177 casos positivos confirmados de influeza y mil 42 en estudio, por lo que la secretaria estatal de Salud (SESA), Alejandra Aguirre Crespo, afirmó que el Estado inicio la etapa de contención de la enfermedad.

A la par, con todo y que la incidencia ha incrementado con respecto al año pasado, estableció que Quintana Roo se encuentra dentro de la media nacional.

Vale la pena mencionar que hasta septiembre de 2017, para el mes de octubre, la tasa de incidencia de influenza era de 4.6 casos por cada 100 mil habitantes, mientras que este año se ha elevado a 10.6 casos.

Según el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (SINAVE), en México la mayor incidencia de este virus se centra en cinco entidades: Tamaulipas con el 19.8; Campeche con 19.7; Quintana Roo que registra 17.0; Yucatán, 14.2 y Tabasco con 13.6.

Alejandra Aguirre recordó que desde el primer día de octubre inició la Campaña de Vacunación contra la Influenza, la cual concluirá hasta el 29 de marzo de 2019 y durante la cual se pretenden aplicar 356 mil 670 dosis.

Por su parte, el subsecretario de Salud, Luis Ángel Blanco Márquez, aclaró que por el momento la SESA no aplicará fumigaciones en la entidad, debido a que la incidencia de mosquitos transmisores de enfermedades por vector es baja.

Afirmó que mantienen un monitoreo estricto de las ovitrampas instaladas en diferentes puntos del Estado, a fin de conocer el comportamiento de los insectos transmisores de las enfermedades de vector.

Además, actualmente sólo existen en la entidad 41 casos de dengue, cifra que disminuyó en comparación con el 2017 cuando se reportaron 81 casos.

En el caso de zika suman un caso y chikungunya con cero incidencia, mientras que las tres enfermedades de vector no han reportado muertes en lo que va del año.

Ángel Blanco recomendó a la población a eliminar los criaderos de moscos en las vividas, a fin de prevenir su reproducción.