LA AUSTERIDAD REPUBLICANA NO SIEMPRE ES PRODUCTIVA