DESDE LA CABINA DEL DIRECTOR