UN EJECUTADO O UN BALEADO CADA 10 HORAS EN CANCÚN