SIN RASTROS DE LOS ASALTANTES DE LA RECAUDADORA DE RENTAS