Tecnología

Smach Z consigue el sueño de la portabilidad para los videojuegos de PC

“Smach Z es una consola con alma de ordenador” asegura uno de los autores de la idea sosteniendo el producto. La sueño clave que sembró la semilla de este nuevo gadget español fue dejar de estar atado a una mesa para jugar a los mejores videojuegos de PC. Por eso han creado un ordenador con capacidad de gráficos y la potencia necesaria para que aguante el peso que requieren los videojuegos, todo introducido dentro de una consola portátil con una pantalla de 6 pulgadas y controles haptic adaptables.

Un grupo de cuatro desarrolladores de videojuegos tuvieron una idea de llevar sus mejores bibliotecas de juegos a cualquier lugar sin necesidad de perder calidad y ganando todas las ventajas de un mando de game. Así comenzó en España Smach Team, que ya tiene un presupuesto cerrado de más de 10 millones de euros y ha comenzado un centro de producción y ensamblaje de producto en Illescas, Toledo.

Están ultimando la distribución de las primeras 2.500 consolas que ya están siendo enviadas a los colaboradores de la campaña de crowdfounding que permitió los primeros pasos del proyecto en 2016. El CEO de Smach Team, Daniel Fernández, asegura que están “en disposición de mostrar al mundo que, desde España, se pueden hacer proyectos con impacto global. Smach Z ha pasado de ser una idea abstracta a ser una realidad para los 350 millones de gamers de todo el mundo”.

La consola Smach Z

El resultado es una consola portátil con pantalla táctil que tiene toda la calidad y potencia de un ordenador. Una memoria ultrarápida SSD, pantalla Full HD y los puertos necesario para conectar un teclado y un ratón o hasta una pantalla más grande a la consola.