Nacional

La Guardia Nacional confirma la muerte de la hermana de ‘El Marro’

La Guardia Nacional confirmó este martes que entre las víctimas del ataque al templo de Pelavacas se encontraba la hermana de ‘El Marro‘.  Karem Lizbeth Yépez Ortiz iba a contraer matrimonio y en plena boda un comando del CJNG abrió fuego contra los novios y los invitados que llenaban la iglesia. La Guardia Nacional anticipa además que entre los secuestrado puede estar otro de los hermanos de líder del Cártel Santa Rosa de Lima.

“Se presume que el hermano del líder criminal del Cártel de Santa Rosa fue privado de su libertad. Y que su hermana Karem Lizbeth Yépez Ortiz, podría estar entre las víctimas”, informaron fuentes de la Guardia Nacional.

En una boda de la familia de José Antonio Yépez Ortizsicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación balearon a los asistentes. En el enfrentamiento murió la hermana del delincuente, y su novio ‘El Calamardo’. Además de que el CJNG “levantó” a 2 invitados. Se presume que uno de los secuestrados es hermano de ‘El Marro‘.TE PUEDE INTERESAR

LSR-

La batalla sucedió en la comunidad de Pelavacas en Celaya. En el atrio del Templo de Nuestra señora de la Virgen de Guadalupe. El ejido de Silva mejor conocido como Pelavacas, está cercano  a las comunidades de Santa Rosa de Lima y de San Antonio de los Morales. Sitios en los que habita o habitaba ‘El Marro‘ y su círculo familiar más cercano.

En el lugar del enfrentamiento fallecieron 2 personas3 más resultaron heridas y 2 hombres fueron levantados por sicarios del Grupo Élite del Cártel Jalisco Nueva Generación. En la huida asesinaron a un motociclista, que según testigos “solo se les quedo viendo (a los sicarios)”.

El jóven circulaba en su motocicleta en el puente de entrada a PelavacasSicarios del CJNG lo asesinaron.

La Fiscalía General del Estado se ha mantenido hermética tras el suceso. Únicamente informó que el motociclista asesinado se llamaba Pavel y tenía 20 años de edad. La Guardia Nacional alertó a sus elementos de Irapuato. Les pidió tomar precauciones por el desarrollo de sucesos violentos.