• Miércoles , 29 mayo 2019
Lo más reciente

Una campaña de Irán suplantó a periodistas y políticos en redes sociales

Facebook y Twitter dijeron este martes que cerraron cuentas usadas en una campaña de redes sociales con base en Irán que tenía la intención de influenciar a la opinión pública mediante la suplantación de identidades de medios internacionales,periodistas y algunos políticos estadounidenses.

Facebook eliminó 51 cuentas, 36 páginas y siete grupos de la red social líder, y otras tres cuentas de Instagram tras investigar datos aportados por la firma de seguridad en internet FireEye, según dijo su jefe de ciberseguridad, Nathaniel Gleicher.

En tanto, Twitter dijo a que quitó de su red 2 mil 800 cuentas inauténticas con origen en Irán a comienzos de mayo, pero no debido a los hallazgos de FireEye divulgados el martes.

“Nuestra investigación sobre esas cuentas todavía está en marcha”, explicó una portavoz de Twitter, declinando dar más detalles antes de que ese análisis sea terminado.

Una serie de cuentas de redes sociales que mentían sobre quién estaba detrás de las mismas fue orquestada para promover intereses políticos iraníes, según la firmaFireEye, basada en California.

“Además de usar personajes estadounidenses falsos, tanto de instancias políticas progresistas como conservadoras, algunas cuentas suplantaron la identidad de estadounidenses reales, incluidos un puñado de candidatos republicanos que se postularon a la Cámara de Representantes en 2018”, dijo FireEye en una publicación de blog.

Desde las cuentas falsas se lograron publicar contenidos en medios de Estados Unidos e Israel y se hizo lobby con periodistas para cubrir ciertos asuntos, según la firma.

No quedó claro si la campaña está relacionada con otra operación más amplia de influencia en redes sociales, también basada en Irán y que fue descubierta el año pasado, informó FireEye.

“Las personas tras esta actividad, que también se llevó a cabo en otras plataformas y sitios web, engañaron a los usuarios sobre quiénes eran y qué estaban haciendo”,dijo Gleicher.

Según Facebook, los fraudes se dieron sobre cuentas localizadas en Estados Unidos y Europa; y las cuentas falsas fueron usadas para dirigir páginas o grupos, así como para suplantar a  legítimas organizaciones de noticias en Medio Oriente.

“Los individuos detrás de esta actividad también se presentaron como periodistas u otras personas e intentaron contactar a legisladores, reporteros, académicos, disidentes iraníes y otras figuras públicas”, explicó Gleicher.

El contenido en cuestión fue publicado en Facebook en inglés o árabe.

Los temas de discusión incluían personalidades públicas, movimientos secesionistas en Estados Unidos, la influencia de Arabia Saudita en Medio Oriente y asuntos políticos de Estados Unidos y Reino Unido.

Artículos Relacionados