• Jueves , 10 enero 2019
Lo más reciente

En hecho histórico, Estado mexicano ofrece disculpa pública a Lydia Cacho

La periodista señaló que este es solo un primer paso, pues espera que los autores materiales e intelectuales sean recluidos en prisión.

México, 10 de enero (SDPnoticias).- El Estado mexicano, a través de la Secretaría de Gobernación, ofreció una disculpa pública y reconoció su responsabilidad por la violación a los derechos humanos de la periodista, Lydia Cacho Ribeiro, en los hechos ocurridos el 16 de diciembre de 2005, cuando fue detenida arbitrariamente tras haber publicado el libro Los demonios del Edén.

El subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población, Alejandro Encinas inició su participación declarando que el gobierno asume:

“que el Estado mexicano falló en su responsabilidad de proteger los derechos de libertad de expresión, integridad personal, el derecho a no ser sometida a tortura, A la no discriminación por razón de género, libertad y seguridad personal, a la salud y acceso a la justicia; en razón de la detención arbitraria, actores de tortura psicológica y física, amenazas de muerte a qué fue expuesta, durante y después de su detención”.

Acto seguido, el subsecretario expresó: “Ciudadana Lydia María Cacho Ribeiro; a nombre del Estado mexicano le ofrezco una disculpa pública por la violación a sus derechos humanos en el marco del ejercicio del derecho, su derecho a la libertad de expresión”.

Para finalizar su participación, Alejandro Encinas hizo el compromiso de garantizar la reparación integral de daño a la periodista, y a su vez, reiteró que implementarán las medidas de no repetición para que los hechos en contra de Lydia Cacho no vuelvan a suceder con ningún otro u otra periodista ni persona defensora de derechos humanos en el país.

Por su parte, Lydia Cacho comenzó su intervención con las grabaciones de las llamadas telefónicas que se publicaron hace 13 años que involucraban al ex gobernador de Puebla, Mario Marín Torres, y refirió que la lucha que emprendió desde hace más de 13 años “no ha sido contra los pederastas, ni contra los policías que me torturaron, ha sido para mantenerme viva enfrentado a los más altos mandos de los gobiernos en turno de Quintana Roo, Puebla y el Estado mexicano”.

“Este gobierno tiene la oportunidad de ocupar los próximos seis años para crear un verdadero Estado de derecho, tiene que asumir la verdad y no crear realidades alternativas. Sí las mujeres como yo nos hemos jugado la vida por los derechos humanos, por atendernos a revelar la verdad, lo menos que esperamos es que tengan la mitad de la valentía y ética que hemos demostrado nosotras teniendo una milésima del poder que tienen ustedes”.

Continuó sentenciando que está disculpa es solo el primer paso de la reparación integral, “queremos a todos y cada uno de los autores intelectuales y materiales en prisión, no lo pedimos, lo exigimos  porque así lo hemos hecho desde hace décadas”.

La periodista, Lydia Cacho concluyó su participación al decir que “estoy aquí por este país que se niega a asumir su verdad, inventando noticas que impide construir una sociedad igualitaria y participativa, por eso  acepto está disculpa y exijo que cumplan con todas la víctimas a las que hoy represento y a las que seguiré dando voz hasta que la vida me alcance”.

Finalmente, Olga Sánchez Cordero mencionó que “hoy estamos aquí para ofrecer disculpas a nombre del estado mexicano, a Lydia Cacho. Pero también para reiterar que el gobierno de la república de Andrés Manuel López Obrador, no estará supeditado a interese particulares, que el poder político y el poder público no estarán subordinados al poder económico, y para enfatizar, que estaremos protegiendo a quienes con su pluma o voz, denuncien cuando la dignidad humana corra peligro o cuando el silencio sea cómplice de la injusticia”.

Este acto deriva después de que el 31 de julio de 2018, el Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, concediera la primera resolución de la historia contra el Estado mexicano, donde exige a las instituciones correspondientes la reparación de daño integral a Lydia Cacho, reconocer que fue arrestada, torturada y revictimizada por el Estado mexicano.

Cabe recordar que ese 16 de diciembre de 2005, Lydia Cacho fue detenida en Cancún, Quintana Roo, por la entonces Policía Judicial de Puebla, para después ser transportada vía terrestre por mil 500 kilómetros hasta la ciudad de Puebla, donde fue encarcelada y torturada durante 20 horas. La periodista logró su liberación después de pagar una fianza de más de 100 mil pesos, pero fue sometida a un proceso legal por un año.

Artículos Relacionados