• Martes , 8 enero 2019
Lo más reciente

Plan de AMLO reduce 10 veces robo de gasolina

Mientras autoridades de Jalisco prevén que el desabasto continúe esta semana, López Obrador presume la reducción del huachicoleo

Aunque declaró que hay lugares con desabasto de combustible, el Presidente Andrés Manuel López Obrador minimizó el tema al afirmar que hay gasolina suficiente y se normalizará la distribución una vez que se aumente la vigilancia en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex). Aclaró que no deja de haber robo de combustible por un orden de 100 pipas diarias, en promedio, pero ha disminuido comparado con las más de mil que se robaban antes de aplicar la estrategia contra el huachicoleo o hurto de hidrocarburo, en donde estuvieron o están relacionados trabajadores de la paraestatal. Bajó este delito 10 veces tras el plan nacional que inició en diciembre pasado.

“En algunos puntos se ha padecido de desabasto”; sin embargo, “le puedo decir a la gente que tenemos gasolina suficiente, lo que cuidamos es la distribución, no abrir los ductos para que no haya fugas… estamos abriendo con cuidado los ductos y eso significa vigilancia del personal”.

Confirmó que se reforzará la vigilancia de los ductos con cuatro mil elementos de las Fuerzas Armadas para normalizar el abasto y, al mismo tiempo, garantizar que no se roben los combustibles, aunque ayer se sumaron otros 900 militares. Así, el Ejército toma el control total de la seguridad en instalaciones petroleras. “Vamos a ir regulando todo lo que significa la distribución. Repito, hay gasolina suficiente, esto es importante que se sepa. Estamos procurando no distribuir la reserva como se hacía anteriormente, abriendo los ductos de manera general e indiscriminada, sino controlando porque lo que sucedía era que mantenían los ductos abiertos y se los comentaba: en un piso de la Torre de Pemex, a pesar de que se estaba constatando el robo, en vez de cerrar las válvulas las mantenían abiertas”.

Mientras tanto se reportan diferentes grados de desabasto en nueve Estados. El Gobierno de Jalisco asegura que, en la metrópoli, seis de cada 10 estaciones de servicio no tienen combustible. Michoacán, Puebla, Guanajuato y Estado de México también reportan afectaciones importantes.

“El combustible robado cruza las fronteras Norte y Sur…”

Para Carlos Elizondo, representante de 800 empresarios gasolineros a nivel nacional, 129 de éstos de Jalisco, el verdadero negocio del huachicoleo está en las fronteras Norte y Sur del país.

“No es en las carreteras en donde ves tambos con gasolina robada. Ese combustible no podría moverse en tambitos o con cuatro o cinco puestos en la carretera”.

Declaró que así como miles de toneladas, de armas y de personas logran pasar las fronteras, también lo hacen miles de pipas, “las fronteras no son exactamente las áreas seguras que nosotros pudiéramos querer”.

Agregó que el problema no sólo está en la Frontera Norte sino también en el Sur. “Cuando nos dicen que las gasolinas son mucho más baratas en Centroamérica, pues sí, parte de ese surtido lo hacemos a través de pipas que han sido robadas”.

Para el empresario, es complicado que un gasolinero compre combustible robado, ya que en las estaciones se cuentan con sistemas que verifican el abastecimiento, “inmediatamente envía una alerta a la CRE (Comisión Reguladora de Energía), a la Secretaría de Hacienda y a Pemex, en donde dice: ‘Se está surtiendo esta gasolinera y no compró el producto en ningún lado, lícitamente’”.

El empresario dijo que son sistemas muy complejos, pero de respuestas inmediatas de entre dos y tres horas para detectar anomalías. “No digo que no se pueda hacer. Siempre hay gente con esas capacidades para engañar, que puedan comprar esos combustibles, pero estamos hablando de cantidades gigantescas en las que no es posible, incluso, venderlas en gasolineras de México sin tener un reporte real del asunto”.

Prevén que abasto total de gasolina tardará entre 4 y 5 días en Jalisco

El actual retraso en la distribución de gasolina, que en los pasados tres días fue de 60% en la Zona Metropolitana de Guadalajara y de 40% en el resto de Jalisco, durará todavía entre 4 y 5 días más, informó el coordinador del Gabinete de Crecimiento y Desarrollo Económico del Gobierno estatal, Alejandro Guzmán Larralde.

Actualmente, Petróleos Mexicanos abastece de gasolina a Jalisco con sólo 75 autotanques de 60 mil litros, la mitad de los 150 necesarios para cubrir la demanda de 15 millones de litros diarios. Debido a esta situación, el Gobierno de Jalisco solicitó la reapertura del poliducto proveniente de Salamanca para normalizar el servicio.

“Estamos buscando al director general de Pemex, Octavio Romero, para solicitar que reabran el ducto de Salamanca a El Salto, al menos durante los días en que se tardan en conseguir esos autotanques faltantes”, señaló Guzmán.

El Gobierno de Jalisco ofreció el apoyo de la Policía Estatal para vigilar el ducto durante los días en que Pemex consiga los autotanques restantes. También solicitó a la ciudadanía evitar compras de pánico y utilizar medios alternativos de transporte.

Criticó la forma en que se presentó el cierre del poliducto Salamanca, el cual surte a las gasolineras jaliscienses y fue suspendido por “picaduras” de los huachicoleros, de acuerdo con la Dirección Logística de Pemex.

“Fue una acción con poca sensibilidad hacia el Estado y hacia el Área Metropolitana de Guadalajara haber cerrado el ducto sin haber tenido todos los autotanques requeridos para abastecer a toda el área metropolitana”.

Las zonas Centro y Poniente de la metrópoli fueron las más afectadas por el desabasto de gasolina, que llegó a alcanzar 80% el pasado domingo. De los 10 millones de litros diarios que consume la ciudad, sólo se abastecen cuatro millones en estos momentos, por lo que faltan 6 millones de litros de combustible para cubrir la demanda.

Jalisco tiene 900 estaciones de servicio, las cuales reparten 15 millones de litros diarios (90 mil barriles) de gasolina Magna (60%), Premium (10%) y Diésel (30%). La metrópoli cuenta con la mitad de todas las estaciones de servicio (450), y consume 10 de esos 15 millones de litros.

Pese al desabasto en las estaciones de servicio, el patrullaje no se ha visto afectado y tampoco hay robo de combustibles, aseguró el coordinador del Gabinete de Seguridad del Gobierno estatal, Macedonio Tamez Guajardo.

“No tenemos denuncias concretas de robo a combustible o similares; sin embargo, estaremos atentos a que esto no suceda. Las unidades de seguridad del Gobierno no se han visto afectadas mayoritariamente, de tal manera que el patrullaje, tanto de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado como de la Fiscalía, continúa normal”, añadió Tamez, quien anunció operativos para evitar el tráfico provocado por las filas de automovilistas que van a surtir combustible a las estaciones de servicio.

El desabasto tampoco ha afectado, por el momento, al sector empresarial de Jalisco. “Si el retraso continúa por algunos días más, se van a empezar a afectar, principalmente, las actividades de logística y reparto dentro de la metrópoli de aquellos productos que se distribuyen. El traslado de personas o de mercancías no se verá afectado porque el suministro de diésel no ha tenido desabasto”, subrayó Ernesto Sánchez Proal, secretario de Desarrollo Económico de Jalisco.

Acuerdan Alfaro y Pemex enviar más combustible

Enrique Alfaro confirmó anoche que se comunicó con Octavio Romero Oropeza, director de Petróleos Mexicanos, a quien le plantearon abrir de nuevo el poliducto de Salamanca durante un breve periodo de tiempo para restablecer el abasto de gasolina en Jalisco: “Nos informó que analizaron nuestra petición, pero que el daño del poliducto es de tal magnitud que sería imposible reabrirlo”.

Lo que sí les aseguró el director de Pemex es que, a partir de hoy, “llegarán a Jalisco 94 mil barriles diarios de gasolina y diésel hasta aumentar el abastecimiento del Estado; eso equivale a 14’946,000 litros por día”.

Apuntó también: “acordé con el director de Pemex y con la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros que juntos realizaremos el monitoreo y la evaluación de estas labores para tener retroalimentación directa con las áreas de Pemex-Logística y así hacer los ajustes necesarios”.

Añadió que el Gobierno de Jalisco estará monitoreando e informando a todos los habitantes sobre cualquier eventualidad en los siguientes días. “Es importante entender que, a pesar de que habrá abasto de gasolina, el servicio no se podrá normalizar en los próximos días y pueden continuar las molestias”.

El ducto de Salamanca, con capacidad para abastecer 80 mil barriles diarios, fue cerrado como parte de las acciones del plan de Andrés Manuel López Obrador para combatir el robo de combustible, sin embargo, es la principal fuente de abastecimiento de las dos terminales que operan en el Área Metropolitana de Guadalajara, ubicadas en El Salto y Zapopan. Por ello, el Ejecutivo de Jalisco reportó que está con toda la disposición de apoyar a Pemex con elementos de la Policía Estatal, los cuales se ubicarían “en ciertos puntos” para evitar que se presenten robos de gasolina mientras reabren esta vía de distribución para acelerar el reabasto.

“También nos informan que la refinería de Salamanca ha tenido algunos problemas operativos de forma intermitente, pero sí tiene inventario”, reportó Gobierno del Estado. Para compensar el cierre del poliducto, se agrega, Pemex está enviandoautotanques desde Manzanillo y Mazatlán.

Gasolineros avalan operativo de AMLO

A pesar de reconocer que el plan para combatir el robo de combustible entorpece la distribución de los hidrocarburos, gasolineros ven con buenos ojos las acciones implementadas por el Gobierno federal. Pablo González, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), destacó que un total de 77 terminales de almacenamiento y reparto de Pemex, dos de las cuales están en Jalisco, fueron intervenidas por la Secretaría de la Marina y el Ejército.

“Están a las puertas de Zapopan y de El Salto. Están checando cada pipa que sale, de qué tipo de producto y sacan una muestra. (Verifican) para dónde va, a qué distancia… para no permitir que salgan pipas sin factura; es decir, se está atacando el huachicol”.

Para agilizar la distribución, consideró que además de la seguridad del Ejército se deben utilizar drones y contar con más estaciones de rebombeo, como la ubicada en Degollado, cerca de La Piedad.  A nivel local, dijo, al mes les robaban cinco pipas: “No había autoridad que fuera competente. Qué bueno que ahora se coordinaron y estén tomando acciones de esta naturaleza”.

Artículos Relacionados