• Viernes , 30 noviembre 2018
Lo más reciente

“Eran 11 jugadores colgados de la portería”: Méndez sobre juego del América

El delantero español Édgar Méndez, de Cruz Azul, lanzó dos indirectas contra América y el estilo de juego que han mostrado en Liguillas bajo el mando de Miguel Herrera.
Méndez aseguró que el equipo celeste salió a buscar la victoria frente a Querétaro y recordó los últimos cuartos de final que encararon contra las Águilas y que terminó empatada sin goles en los dos encuentros.

“Nos falta el salir los primeros minutos con mayor intensidad. Cuando te echas atrás te terminan sacando el resultado y aprovechan la posición en la tabla. La mentalidad de nosotros es salir a ganar”, aseguró.

El futbolista habló de la serie del cuadro de Coapa, el cual empató a dos tantos la noche del jueves frente a Toluca en el Nemesio Diez con un gol al minuto 95 de Alexis Vega.

“En esta serie, Querétaro salió a buscar el resultado. En la otra serie eran 11 jugadores colgados de la portería”, mencionó.

En otro tenor, el elemento de La Máquina externó su confianza para que el campo híbrido del Estadio Azteca esté listo para el encuentro de vuelta de los cuartos de final frente a Gallos.

Méndez señaló que el césped retirado daba pena y espera que el césped que estaba colocado en las instalaciones de Coapa del América sea de ayuda para la Liguilla.

“Vi que estaba en óptimas y veremos en la tarde. Nos preocupa más trabajar internamente que la cancha y veníamos jugando en una cancha que daba pena como estaba siendo el Azteca y nos debemos adaptar”, comentó.

El ofensivo aseguró que el equipo se mantiene con los pies en la tierra y el director deportivo Ricardo Peláez y el técnico Pedro Caixinha mantienen al equipo bajo una disciplina.

“Siempre he dicho que tenemos a las personas indicadas en el vestuario. Tanto Ricardo como Pedro siempre nos tienen en tensión. Pero también somos bastante mayorcitos para no tirar por la borda lo que hemos hecho”, expuso.

Del mismo modo destacó el liderazgo de los hombres de mayor veteranía. “Nunca había estado en un vestuario tan sana, no hay malas palabras o envidia. Es la forma como nos llevamos y cómo hacen que funcione todo bien“.

Artículos Relacionados