• Martes , 6 noviembre 2018
Lo más reciente

El milagroso rescate de un bebe de 18 meses por un pescador

Un pescador de Nueva Zelanda ha rescatado a un bebé de 18 meses del océano, en un incidente descrito como “un milagro“.

Gus Hutt, estaba de vacaciones en un campestres de la playa de Matata en la isla del norte, cuando decidió ir de pesca y vio a una pequeña figura flotando en el agua.

El pequeño había escapado de sus padres y terminó flotando en el océano.

Foto temática: Pixabay(Foto temática: Pixabay)

Yo pensé que era una muñeco y lo tomé por el brazo.

Mencionó el Sr. Hutt en el NZ Herald.

Su rostro parecido a la porcelana con su cabello corto mojado, pero entonces hizo un ruido yo me sorprendí, dije, oh Dios mío es un bebé y está vivo

“No era su tiempo todavía”

De acuerdo con el Herald, el Sr. Hutt se dirigía al campo de pesca en la playa, pero ese día decidió a pescar a un punto de fondo – 100m a la izquierda.

Después de comprobar sus líneas de pesca, encontró al pequeño flotando.

Se encontraba flotando quietamente, si hubiera llegado un minuto tarde no lo hubiera visto

Mencionó el pescador

Fue muy afortunado, no era su momento

La esposa de Hutt, Sue, alertó al personal del campamento y el lugar les informó a la única pareja que habían visto con un niño pequeño. También se alertaron los servicios de emergencia.

Hutt, entregó al niño a salvo envuelto en una toalla.

Y… ¿de dónde venía el bebé?

Sue Hutt contactó al gerente de un campamento playero cercano, que de inmediato identificó a los posibles padres del menor: Jessica Whyte y su esposo, quienes se encontraban de paseo en Matata junto con su pequeño hijo de 18 meses, quien en ese momento era el único bebé en el campamento.

Jessica y su esposo se encontraban dormidos cuando el gerente del campamento y Sue Hutt irrumpieron en su casa de campaña y les narraron lo ocurrido.

Ella solo corrió a la tienda y los despertó y les preguntó ¿en dónde está su hijo? Acabamos de encontrar uno en el mar”

… contó Guss Hutt.

Se cree que mientras sus papás tomaban una siesta el menor abrió el cierre de la tienda de campaña donde se encontraba la familia y se dirigió a la playa.

Al regresar a la playa el bebé era esperado por un grupo de bomberos que le brindaron primeros auxilios. Más tarde llegó una ambulancia que lo trasladó al Hospital Whakatane donde se reportó fuera de peligro.

La policía Whakatane confirmó a la BBC que ellos asistieron a ante la emergencia, añadiendo que el bebé ahora se encuentra en buen estado.

Aunque la policía también se hizo presente no se levantaron cargos contra nadie.

Artículos Relacionados