• Lunes , 8 octubre 2018
Lo más reciente

Cómo China puede “humillar” sin armas a EE.UU. para mostrar que no es todopoderoso

La reciente maniobra entre sus destructores en el mar de la China Meridional plantea preocupaciones sobre la posible escalada del conflicto entre Pekín y Washington.

El pasado 30 de septiembre, un buque de guerra chino realizó una maniobra “insegura” —para el Ejército de Estados Unidos— cuando se acercó a 41 metros de un destructor estadounidense en el mar de la China Meridional, cerca de las islas Spratly en disputa.

Vasili Kashin, especialista militar, ha destacado a Gazeta.ru que las naves norteamericanas realizan maniobras en esa zona de manera “casi permanente” porque “en su momento, Washington no se dio cuenta del drástico fortalecimiento de la posición de Pekín en la región”.

Gracias a la creación de islas artificiales en aguas adyacentes al archipiélago de Spratly, China desarrolló una infraestructura militar bastante importante en el sur del Mar de la China Meridional, que le otorga enormes beneficios. Por este motivo, EE.UU. envía barcos que realizan patrullas y actividades de entrenamiento de manera  constante para evitar que los chinos se afiancen.

A fines de 2017, la Marina estadounidense aumentó de manera considerable la frecuencia de esos ejercicios, una iniciativa que desencadenó la reacción de finales del mes pasado. Dee hecho, Kashin sugiere que China “tomará medidas para humillar a los estadounidenses y mostrar que ya no son todopoderosos para dictar categóricamente su voluntad a otros países”.

Entre esas acciones, este experto destaca acciones “sin el uso de armas”, como interponer obstáculos en el camino de la flota norteamericana —desde grandes barcos de guardacostas hasta redes de pesca para que “se enreden las hélices” de sus buques—, unas maniobras “peligrosas” cuya reiteración podría “desembocar en disparos”.

De todos modos, a Vasili Kashin le resulta “difícil” imaginar que China “lance cohetes aéreos contra barcos estadounidenses”, ya que “primero intentará asegurarse el apoyo de Rusia”. En cualquier caso, si Moscú “respalda” a Pekín, Washington “tendrá que establecer algún tipo de compromiso” o, de lo contrario, “podría suceder cualquier cosa”.

Artículos Relacionados