• Viernes , 21 septiembre 2018
Lo más reciente

Alan Cervantes, el futbolista que salió del molde en Chivas

La historia de Alan Cervantes se sale del molde de aquellos que llegan a jugar futbol en la Primera División.

Cervantes no viene de una familia humilde y tampoco sufrió carencias; tampoco encontró en su llegada a Chivas la solución económica a su familia. Inclusive lleva un apellido de alcurnia en la ciudad.

Alan Jhosué Cervantes Martín del Campo llegó al futbol profesional aún en contra de la voluntad de su familia. El destino ya le tenía previsto convertirse en futbolista.

El mediocampista de Chivas no solo llegó a Primera División y debutó, sino que con su desempeño deslumbró al máximo goleador de los últimos años en México, José Saturnino Cardozo, quien es su actual técnico en el Guadalajara.

Además de ello, Cardozo lo comparó con otro ícono del futbol actual, el belga Kevin de Bruyne, catalogado como el futbolista más valioso en la temporada pasada dentro de la Premier League de Inglaterra y que juega para el Manchester City.

Alan llegó de manera curiosa al futbol, ante las circunstancias adversas y contra todo pronóstico, pues su madre lo trataba de inducir a que practicara otra disciplina como el tenis o la natación, pero el futbol ya lo traía en la sangre.

“Siempre le decía a mi mamá que me metiera a una escuela de futbol, ella me decía que no, que natación u otra cosa, pero le insistía, le lloraba, le rogaba, le suplicaba, le hacía teatro, hacía de todo para que me metiera a una hasta que la enfadé tanto que no le quedó más que inscribirme en Gigantera”, recuerda el joven Alan Cervantes sobre la forma en que llegó a la cantera de Chivas.

Alan nunca tuvo la presión social de llegar a ser profesional y, como en muchos otros casos, resolver la situación económica de la familia.

Como tal, tomó el futbol solamente como una diversión sin imaginar hasta dónde lo podría llevar la redonda.

“Yo siempre vi el futbol como un pasatiempo, nunca pensé en llegar hasta donde lo he hecho, al principio solo quería divertirme, pero conforme pasó el tiempo me di cuenta que podía llegar a ser algo importante para mi vida y para mi carrera, y me propuse estar en el club. Cuando se hace la categoría 98 me llaman y desde ese entonces pertenezco a fuerzas básicas, hice las cosas con mayor compromiso y responsabilidad con el sueño de llegar a Primera División”, reconoció, en charla con el portal del club rojiblanco.

Cervantes estuvo a punto de debutar en el proceso de Matías Almeyda, pero sus constantes convocatorias a selecciones inferiores obligaron a que buscara un espacio en otro club y se fue cedido a León, donde tuvo la oportunidad de debutar. Esa experiencia en el Bajío fue fundamental en su carrera.

“Cuando regresé a casa me alegró mucho, la experiencia que tuve en León fue muy grata, se dio el debut en Primera, aprendí mucho y me ayudó a madurar, a crecer y a estar mejor para ganarme un puesto en el equipo. Uno tiene que poner de su parte para tener actividad, así como mis compañeros estoy 100 por ciento dispuesto para sacarle provecho a las oportunidades que se presenten y así ayudar a que Chivas consiga buenos resultados en cada competencia”, recordó.

Sin embargo, no todo ha sido alegrías en su corta vida. Alan Cervantes sufrió desde muy pequeño la pérdida de su padre, quien falleció hace varios años.

A su padre le dedicó el gol que marcó ante Rayados, así como a su familia le dedica todos sus logros. “Lo peor para mí ya pasó, fue el fallecimiento de mi papá, es una parte fundamental que me ha ayudado, que me ha servido para inspirarme, para motivarme y darle esa alegría a él que está desde allá arriba cuidándome y es lo que me hace más fuerte para seguir cada día luchando por mis sueños. También me motiva mi familia, es lo más importante y sagrado que puedo tener, es la que siempre está atrás de mi apoyándome en todo lo que necesito, me ha inculcado buenos valores, ellos se merecen la alegría de cumplir mi sueño”, concluyó.

Artículos Relacionados