• Miércoles , 29 agosto 2018
Lo más reciente

El general Carlos David Velarde nunca tuvo que ver con el penal de Almoloya

* Durante 45 años prestó sus servicios al Ejército y la Fuerza Aérea y fue señalado en un reportaje de la Revista Proceso omo el general que no detectó la construcción del túnel en el cual se dio a la fuga “el Chapo” Guzmán, publicación que fue aprovechada mediáticamente en la víspera de su presentación como director general de la Policía Ministerial de Quintana Roo.

Al ser presentado oficialmente hoy como director general de la Policía Ministerial de Quintana Roo, el general brigadier retirado de Estado Mayor, Carlos David Velarde Sigüenza, respondió a publicaciones que han estado difundiendo un reportaje de 2015 en el que le reprocharon no haber detectado el túnel por el que se fugó Joaquín “El Chapo” Guzmán, aunque el entonces militar no tenía ninguna injerencia en el penal de Almoloya ni en el sistema penal mexicano.

“Primero”, dijo, “estamos hablando de internet; si yo subo que vi a Elvis Presley, va a quedar en la memoria informática para siempre”.

“Segundo, jamás he estado a cargo del área de seguridad de penales federales. Tenía yo vecindad porque tenía un centro de adiestramiento de soldados en la conducción y manejo de tanques; mi actividad era netamente militar. Ese centro de adiestramiento está en Almoloya y cuando pasa este suceso, un periodista descubre que hay una instalación militar”, señaló el general retirado.

Sólo por esa vecindad Velarde Sigüenza, quien durante 45 años prestó sus servicios al Ejército y la Fuerza Aérea, fue señalado en un reportaje de la Revista Proceso en junio de 2015 como el general que no detectó la construcción del túnel en el cual se dio a la fuga “el Chapo” Guzmán, publicación que fue aprovechada mediáticamente en la víspera de su presentación como director general de la Policía Ministerial de Quintana Roo.

Fuentes consultadas del Ejército respaldaron las declaraciones del ex militar, asegurando que “no tuvo responsabilidad alguna en lo relacionado con las noticias que ayer publicaron algunos medios.

“Él nunca tuvo responsabilidad ni orden judicial o militar alguna sobre las actividades del penal; esa responsabilidad es exclusiva del Sistema Nacional de Reinserción Social.

“Él, como comandante de un regimiento blindado que forma parte de un despliegue militar para la Defensa Nacional, nunca tuvo ni podía tener la competencia jurídica para resguardar Ceresos o Ceferesos, ni inmiscuirse en los asuntos internos de su funcionamiento.

“La única coincidencia es que, por ser terrenos federales, la Dirección General de Bienes Nacionales asignó desde hace más tiempo del que tienen las construcciones en Almoloya, un terreno para la instalación de un campo militar en el que se ubicó a una unidad blindada cerca del corazón estratégico del País, obedeciendo a un plan de defensa nacional, y no para resguardar instalaciones de readaptación social.

“Los únicos penales en el País que son resguardados por el Ejército son los que se encuentran en los campos militares desde hace más de 55 años; en el campo militar número 1 en la Ciudad de México; en la ciudad de Guadalajara, Jalisco y otro más en Mazatlán, Sinaloa, que forman parte del Sistema de Readaptación Social Militar, para militares que hubieran cometido delitos contemplados dentro del Código de Justicia Militar. Esos penales son exclusivamente para militares en proceso y sentenciados”.

Finalmente las fuentes consultadas del Ejército invitaron a medios y audiencias a consultar las misiones de las unidades militares en el País, para confirmar que en ninguna se les atribuye la intromisión en asuntos internos del Sistema Nacional de Reinserción Social.

Artículos Relacionados