• Lunes , 20 agosto 2018
Lo más reciente

El mensaje de Elba Esther y la fiesta de los maestros

La reaparición de Elba Esther Gordillo ante los medios estuvo acompañada de maestros que vitorearon a su antigua lideresa.

Fotógrafos, camarógrafos, reporteros de medios nacionales e internacionales, pero sobre todo maestros abarrotaron el Salón Castillo del hotel de Polanco, donde se llevó a cabo la reaparición pública de Elba Esther Gordillo tras casi seis años en prisión.

Algunos docentes llegaron a la exclusiva zona de la Ciudad de México desde las 7 horas de este lunes. Con traje y corbata o con sencillas camisas de vestir y pantalones de mezclilla, pero todos en actitud de fiesta y esperando poder encontrarse con lo que algunos decían era “su líder moral”.

Antes de hacer su entrada triunfal al salón, donde fue recibida con aplausos, una voz amplificada advirtió a los medios de comunicación que la maestra no contestaría preguntas y se limitaría a dar su mensaje.

A través de un mensaje breve -alrededor de 12 minutos- pero contundente, la exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) dejó muy claro que continuaría apoyando a los maestros de México.

En su primera aparición pública desde que fue liberada el pasado 8 de agosto, luego de ser absuelta por los cargos por lavado de dinero y delincuencia organizada, la exdirigente sindical sentenció: “recuperé la libertad y la reforma educativa se derrumbó”.

Ataviada con un traje sastre negro, muy sencillo y desprovista de joyería llamativa, Elba Esther arrancó su discurso con una foto proyectada en la pantalla dispuesta en el salón. Se trataba de ella tras las rejas.

“Aquí tienen la imagen que ha predominado durante más de cinco años con respecto a mi persona y es producto de una persecución política, de acoso e injusticias. Es el producto de un expediente basado en mentiras y acusaciones falsas para hacerme ver culpable de algo que no cometí”, fue la primera frase de su discurso, la cual fue seguida una serie de gritos de los presentes.

La persecución política, añadió Gordillo, también alcanzó a los maestros; a ellos también les dirigió un mensaje hoy, día en que los maestros regresaron a clases junto con más de 26 millones de alumnos de educación básica.

“Entréguense a las niñas y los niños con la tranquilidad de que sus preocupaciones ahora sí deben ser escuchadas”, aseguró.

La exlideresa advirtió que el SNTE había enfrentado la autodestrucción como resultado de la abyección y afirmó que era preciso recuperar su fortaleza.

Pero su discurso también estuvo acompañado de reflexiones como producto de su encierro, así como agradecimientos a las personas que la acompañaron durante los más de cinco años que permaneció en presión y arresto domiciliario.

“Ejerceré mi libertad consciente de que mi lealtad y mi lugar siempre estará al lado de los maestros de México”, advirtió antes de concluir su mensaje, aunque señaló que en lo inmediato se dedicaría a quienes padecieron su ausencia.

Gordillo abandonó el salón con ovaciones de pie y porras, pero no ocurrió lo mismo con los maestros que mostraron pancartas de apoyo a Elba Esther, ellos se quedaron a conceder entrevistas para medios y esperaron amontonados y entre gritos en una puerta del salón a que llegara su turno para poder entrar a un salón privado y saludar o tomarse una fotografía con la maestra.

“Seguramente va a retornar la maestra (al SNTE), pero con nuevos cuadros, con nuevos liderazgos porque los que están ahorita no son dirigentes que fueron elegidos por medio de los estatutos”, mencionó el profesor Salvador Archivaldo Castillo, uno de los asistentes.

 

Artículos Relacionados