• Lunes , 13 agosto 2018
Lo más reciente

Monsanto obligado a pagar 289 MDD a jardinero, herbicida le provocó cáncer

Pese a que en 2017 un estudio de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos determinó que la sustancia que contienen herbicidas de la empresa Monsanto no pueden provocar cáncer en humanos, el jurado del Tribunal Superior de San Francisco señaló que no se ofreció suficiente información al consumidor sobre los riesgos de usar dichos productos. Por ello, Dewayne Johnson, un jardinero de California, recibirá la suma de 289 millones de dólares, tras ganarle una demanda a la transnacional.

De acuerdo con la BBC, Dewayne Johnson comenzó a utilizar los herbicidas Roundup y Ranger Pro en 2012, año en que trabajaba como jardinero en escuelas de Benicia, San Francisco. En ese entonces llegó a utilizar los productos de Monsanto hasta 30 veces al año. Las primeras señales de su enfermedad aparecieron en forma de sarpullido, el cual llegó a afectarle hasta el 80% de su cuerpo. Para 2014, se le ofreció el fatal diagnóstico: linfoma no Hodgkin. En 2015 inició las acciones legales que culminaron la semana pasada, cuando un juez determinó que Monsanto debía pagarle a Johnson la cantidad de 39 millones de dólares en compensación y 250 millones como pago de daños. Un total de 289 mdd.

La demanda que interpusieron los abogados de Johnson se basó en la acusación de que el glisofato, sustancia que contienen los herbicidas Roundup y Ranger Pro, provocó cáncer en su cliente. El caso es histórico y puede crear un importante precedente legal, así como en la forma de actuar de Monsanto, dado que es la primera demanda que, bajo ese argumento, llega a juicio… lo cual no es buen augurio para la empresa, ya que tiene en espera cerca de 5 mil procesos similares, tan solo en Estados Unidos.

“El fallo contradice la evidencia científica de que no hay conexión entre el uso del glifosato y el linfoma no Hodgkin”, señaló el vocero de Bayern, empresa que adquirió a Monsanto en junio pasado. Aunque en 2015 la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó a la sustancia principal de los herbicidas Roundup y Ranger Pro (glisofato) como cancerígena, en 2017 la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos desmintió que la sustancia ocasionara cáncer en humanos.

Pese a lo anterior, la juez que dio su veredicto tras la deliberación del jurado, señaló que el glisofato sí representó un peligro sustancial. Además, remarcó que hay pruebas convincentes de que Monsanto actuó con malicia y de manera represiva. Documentos que pudieron ver los integrantes del jurado revelan que “Monsanto sabía desde hacía décadas que el glifosato, y específicamente Roundup, podrían causar cáncer”, informó el abogado de Dewayne Johnson.

“Nunca hubiera rociado ese producto en la escuela o alrededor de personas si supiera que les haría daño”, dijo el jardinero cuya vida – según los doctores – no rebasará el año 2020. Por tan lamentable pronóstico, las autoridades de Estados Unidos decidieron acelerar el juicio. Así es como apenas en julio apenas se daban las primeras notas del inicio del proceso y, ahora, unas cuantas semanas después ya se tiene el veredicto.

Artículos Relacionados