• Lunes , 9 julio 2018
Lo más reciente

Descubre megaestafa en venta de vino español como si fuera rosado francés

*Los vinos españoles eran vendidos a granel como ‘vinos de Francia’, lo que conlleva una usurpación del origen geográfico francés protegido.

Millones de litros de vino rosado español son vendidos como si fuera francés, una estafa masiva denunciada este lunes por un informe de la Dirección General de la Competencia, del Consumo y de la Lucha contra el Fraude (DGCCRF, por sus siglas en francés).

“Estos casos de afrancesamiento” de vinos españoles incumben a “más de 70,000 hectolitros de vino“, aseguró Alexandre Chevallier, un responsable de la DGCCRF, en declaraciones al diario Le Parisien. Es decir, el equivalente de 10 millones de botellas de vino rosado.

Tras haber recibido advertencias de afrancesamiento de vinos españoles en 2015, este organismo francés empezó su investigación en 2016, y también la continuó el año pasado.

La cantidades de vino de origen falseado varían entre los 2,000 y los 34,5000 hectolitros, en función de los establecimientos. “Los vinos españoles eran vendidos a granel como ‘vinos de Francia’, lo que conlleva una usurpación del origen geográfico francés protegido”, informó la DGCCRF en su informe.

Entre los distintos fraudes, los responsables del DGCCRF descubrieron “la ausencia de mención de la procedencia del vino en la etiqueta de los vinos, una confusión voluntaria con el uso de denominaciones comerciales con una consonancia francesa”, pero también con “el afrancesamiento voluntario de la procedencia”, a pesar de que los vinos eran producidos en España.

Penas de prisión

¿A qué se debe este fraude? “¡Una cuestión de precio!”, respondió a la AFP Jérôme Despey, secretario general del sindicato agrícola FNSEA, quien también trabaja como viticultor en el sur de Francia. “El rosado español vendido a granel en 2016 tenía un precio de 0,35 euros por litro, mientras que el precio medio en Francia es 0,85 euros por litro. ¡Esto es más del doble!”, destaca Despey

El vino rosado producido en España vale menos de la mitad que su equivalente francés, cuyo precio puede alcanzar los 0.90 euros por litro. Esta diferencia en el precio se debió sobre todo a los importantes excedentes de producción en España en 2016, lo que provocó una baja significativa de precios.

La situación se normalizó en 2017, cuando las cosechas fueron más bien escasas en el conjunto de la Unión Europea. Desde entonces, los “controles van en la buena dirección”, afirma Despey.

“Tenemos que continuar con la presión de los controles para que estas situaciones no vuelvan a repetirse”, añade el dirigente de la FNSEA, quien pide al gobierno francés que establezca “un etiquetado más claro sobre la procedencia de los productos”.

“He pedido a la DGCCRF de continuar con estos controles en el sector de manera regular”, aseguró Delphine Gény-Stephann, secretaria de Estado francesa de Economía, quien recordó que Francia es el segundo productor mundial de vino.

Cuando los comerciantes de vino fraudulento son descubiertos, se les obliga a adaptarse a la ley, son perseguidos judicialmente y pueden ser castigados con penas de prisión por estafa.

Las tensiones entre viticultores españoles y franceses vivieron su punto álgido en 2017, cuando los productores de vino multiplicaron sus acciones en el sur de Francia en contra de las importaciones procedentes de España.

El ministro de Agricultura francés y su homólogo español se reunieron el año pasado en París para intentar calmar esta situación.

Artículos Relacionados