• Martes , 3 julio 2018
Lo más reciente

“Tránsfugas” afectan el concepto de candidaturas independientes

*La figura de los candidatos independientes entró en la democracia del país luego de que en el 2014 se publicara la Reforma en Materia Político-Electoral, que permitiera a civiles postularse para cargos de elección popular sin pertenecer a un partido político.

Académicos coincidieron en que, tras la jornada electoral de este año, la imagen de los candidatos independientes se ha visto desgastada y dejaron mucho que desear durante su participación en los comicios.

Sin embargo, destacaron el desempeño de algunos perfiles, como Pedro Kumamoto, aspirante jalisciense al Senado y María de Jesús Patricio, Marichuy, quien buscó la Presidencia.

La figura de los candidatos independientes entró en la democracia del país luego de que en el 2014 se publicara la Reforma en Materia Político-Electoral, que permitiera a civiles postularse para cargos de elección popular sin pertenecer a un partido político.

Entrevistado por El Economista, Roberto Duque, académico de la UNAM, opinó que la figura del independiente debe venir de la sociedad sin tener la exigencia de un partido, pero que durante este proceso se convirtió en una alternativa para candidaturas provenientes de la partidocracia.

Reiteró la necesidad de modificar la ley electoral para impedir la postulación de quienes fueron militantes de un partido y diseñar un régimen propio para que los independientes puedan tener mejores condiciones de equidad para participar en la competencia política.

“Pedro Kumamoto y María de Jesús Patricio son personas que no hicieron trampa con sus firmas (…) a diferencia de los que provienen de las tránsfugas, donde el cúmulo de irregularidades fue enorme”, aseveró el especialista.

De igual manera, Gustavo Montiel, académico del Instituto Tecnológico Autónomo de México, declaró que las barreras que se le imponen a los independientes son muy elevadas, desde el poco financiamiento que reciben hasta la recopilación de firmas.

“María de Jesús Patricio representa una agenda que los gobiernos no han dado una importancia en términos de desarrollo e igualdad a las mujeres indígenas, cuando el INE hace una validación de las firmas, ella fue quien obtuvo los apoyos ciudadanos más legítimos, pero se quedó muy lejos de conseguir el mínimo de las 866,593 firmas”.

Artículos Relacionados