• Jueves , 28 junio 2018
Lo más reciente

Autos foráneos no amenazan seguridad de EU: armadoras

*La agrupación Global Automakers advirtió de daños a la industria y a sus trabajadores si se aplican las tarifas que busca Trump.

Los fabricantes de vehículos y autopartes en Estados Unidos se opusieron a la propuesta de Donald Trump para imponer 25% de arancel a las importaciones de autos, camionetas y componentes porque, más allá de beneficiar, dañará a las 14 armadoras instaladas en ese país y a sus trabajadores que “están prosperando” gracias al libre comercio, argumentó Global Automakers.

A través de un documento presentado al Departamento de Comercio de Estados Unidos, que encabeza Wilbur Ross, las automotrices como Toyota, VW, GM, Ford, BMW, Hyundai, Daimler, entre otras advirtieron que imponer aranceles a las importaciones desencadenará la pérdida de cientos de miles de puestos de trabajo de estadounidenses que producen y venden automóviles, SUV, camiones y autopartes.

John Bozzella, presidente y CEO de Global Automakers, en nombre de la iniciativa Here for America, argumentó a su gobierno que no existe una justificación de seguridad nacional para gravar importaciones de vehículos, repuestos o discriminar entre compañías globales con sede en EU o países socios.

De aplicarlos, alertó, los aranceles aumentarían los precios para los consumidores estadounidenses, limitarían sus opciones, suprimirían las ventas y la producción de vehículos en Estados Unidos.

“Nadie ha pedido protección contra las importaciones en virtud de nuestras leyes antidumping y compensatorias, porque no hay importaciones injustamente comercializadas. Y nadie ha pedido protección bajo las leyes de protección contra las importaciones que se negocian justamente, porque nuestra industria automotriz está prosperando”, argumentó la Asociación automotriz con relación a la investigación del Departamento de Comercio de la sección 232 de las importaciones automotrices.

El presidente de Global Automakers expresó: “Cada instalación estadounidense de producción en la industria podría estar disponible en caso de emergencia nacional y los 130,000 estadounidenses que trabajan directamente para fabricantes de automóviles internacionales no son menos patrióticos o están dispuestos a servir a su país en tiempos de crisis que cualquier otro estadounidense”.

La representante de las marcas automotrices globales recordó que entre el 2009 y el 2017 los fabricantes de vehículos  invirtieron más de 87,000 millones en Estados Unidos, lo que representa 73% de todas las inversiones realizadas en América del Norte.

“Cualquier arancel rencoroso y protección en justificaciones de seguridad nacional cuestan cientos de miles de empleos más dentro y fuera del sector”, expresó.

El próximo 19 y 20 de julio, el Departamento de Comercio de EU llevará a cabo consultas públicas para determinar el arancel, por lo que Global Automarkers informó que defenderá el comercio fortalecido del sector automotriz de EU, beneficiando a los consumidores, las inversiones y los productores. “Las importaciones de vehículos y partes han sido un elemento importante que contribuye a este éxito”, aseveró.

Artículos Relacionados