• Miércoles , 6 junio 2018
Lo más reciente

Apple condena a muerte a los AR Emojis del Samsung Galaxy S9

Cuando Apple presentó los Animojis junto a la tecnología de Face ID el pasado año, muchos creyeron que se trataba de fuegos artificiales sin demasiada utilidad, cuando realmente estábamos ante uno de los aspectos más diferenciadores del último smartphone tope de gama de Apple.

De hecho, toda la plataforma Android corrió a copiar la idea tanto en implementaciones de los propios fabricantes como en apps que conseguían resultados bastante dudosos en cuanto a calidad. De hecho, es complicado que un smartphone Android pueda emular a los Animojis de Apple sin los sensores de reconocimiento facial en 3D del iPhone X.

Entre las firmas que implementaron adaptaciones o soluciones similares a los Animojis encontramos a Huawei y Samsung, seguramente un poco más avanzados los coreanos, que utilizando la realidad aumentada y el reconocimiento facial de 100 puntos del Samsung Galaxy S9 diseñaron unos Emojis con vida que incluso podíamos crear a partir de nuestra cara, y que se llamaron AR Emojis.

Sin embargo, el funcionamiento de los AR Emojis no era tan satisfactorio como la idea, pues la adaptación que Samsung dice no haber copiado de Apple no acabó nunca de funcionar del todo bien con ciertos gestos de nuestra cara, algo que pudimos comprobar en el Mobile World Congress 2018 durante nuestras pruebas con el buque insignia del gigante sur coreano.

Los ‘Memoji’ ya han ganado la guerra a los AR Emoji…

Lo cierto es que se utilicen más o menos, los Animojis son ya una característica estrella en el mundo iPhone, y realmente demuestran qué es lo que interesa al usuario medio, a ese que no se para leyendo gigahercios sino que quiere opciones de comunicación sencillas y divertidas, por muy triviales que parezcan…

Apple ha visto el filón y ha mejorado en iOS 12 la funcionalidad de los Animojis, que ahora incluye cuatro nuevos avatares precargados: un fantasma, un tigre, un koala y un tiranosaurio rex. También se ha anunciado la detección y animación de la lengua para que el Animoji pueda sacarla o moverla según nuestros gestos.

Pero la novedad más cacareada han sido los ‘Memojis’, los avatares personalizados y animados que van a matar de un plumazo a los AR Emoji de Samsung, y es que Apple ha adaptado su tecnología mezclando la idea de los coreanos -también la de Bitmoji, claro- para permitirnos crear personajes animados que se parezcan a nosotros mismos con una enorme base de datos de rasgos faciales o cortes de pelo.

La configuración es sencilla y similar a la opción de Samsung, pues nos permitirá crear nuestro avatar de forma personalizada con cientos de miles de combinaciones, entre las que se incluyen hasta complementos como gafas, etcétera… Obviamente, también podremos sacarnos un selfie y que sea la aplicación la que nos adapte a estado ‘Memoji’.

Estos avatares de nosotros mismos tendrán exactamente las mismas funcionalidades que los demás Animojis, con la salvedad de que se parecen al usuario y prometen ser una versión divertida de sí mismo.

En resumen, que Apple ya ha ganado porque la implementación de Samsung estaba muy verde, y hasta que Android consiga montar los sensores de reconocimiento facial en 3D, los expertos dicen que hasta dos años tardaremos en verlos, este tipo de funcionalidades serán muy complicadas de replicar de forma totalmente satisfactoria.

Artículos Relacionados