• Jueves , 3 mayo 2018
Lo más reciente

Congresistas de EE. UU. nominan a Trump para el Premio Nobel de la Paz 2019

Un grupo de 18 legisladores de la Cámara firmaron una carta en la que nominaron formalmente al presidente Donald Trump para el Premio Nobel de la Paz 2019, por sus esfuerzos para llevar la paz a la Península de Corea.

“Desde que asumió el cargo, el presidente Trump ha trabajado incansablemente en aplicar la máxima presión sobre Corea del Norte para poner fin a sus programas de armas ilícitas y traer la paz a la región”, dice la carta redactada por el representante Luke Messer y firmada por 17 miembros republicanos de la Cámara.

La nominación formal viene después de una declaración del presidente surcoreano Moon Jae-in en la que dice “Trump debería ganar el Premio Nobel de la Paz“. El primer ministro japonés Shinzo Abe y el ministro de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, Kang Kyung-wha, también atribuyeron a Trump el importante avance.

“Su administración unió con éxito a la comunidad internacional, incluida China, para imponer una de las más exitosas sanciones internacionales de los regímenes en la historia”, dice la carta. “Las sanciones han diezmado la economía de Corea del Norte y se las ha acreditado por llevar en gran medida a Corea del Norte a la mesa de negociaciones”.

Messer ha planteado la idea de nominar a Trump para el premio desde marzo.

“La única razón por la que el dictador norcoreano se acerca a la mesa es porque el presidente Trump lo miró fijamente y le demostró que tenemos un líder en Estados Unidos que habla en serio y que ha cambiado la dinámica de manera importante”, dijo Messer a Fox News. “Es por eso que creo que debe ser considerado para el Premio Nobel de la Paz”.

El director de la CIA Mike Pompeo se encuentra con el líder norcoreano Kim Jong Un durante el fin de semana de Pascua 2018 (del 30 de marzo al 2 de abril) en Pyongyang, Corea del Norte. (La casa Blanca)

Cuando Trump habló sobre el avance de la situación en Corea del Norte durante una reunión en Michigan este fin de semana, la multitud comenzó a corear, “Nobel, Nobel, Nobel”.

Trump enfrentó la amenaza temprana de parte de Corea del Norte al comienzo de su Presidencia, mientras lidiaba con una serie de crisis de alto riesgo en el país y en el extranjero. El dictador del régimen comunista Kim Jong Un probó varios misiles supuestamente capaces de llegar a Estados Unidos y detonó lo que Pyongyang dijo que era una bomba de hidrógeno.

Trump respondió con firmes amenazas de acción militar y una reubicación de las fuerzas de ataque en la península de Corea. Simultáneamente, el Presidente encabezó una serie de sanciones sin precedentes y forjó alianzas con los principales actores de la región.

La postura estratégica incondicional de Trump dio lugar a una serie de concesiones por parte de Kim, que incluyeron un acuerdo de paz y un acuerdo para completar la desnuclearización, asegurados la semana pasada durante la reunión histórica entre las dos Coreas. Kim también acordó dejar de probar los misiles balísticos intercontinentales. En otra deferencia a Trump el miércoles, Kim liberó a los últimos tres detenidos estadounidenses que estaban encarcelados en los campos de prisioneros de Corea del Norte.

“Aunque Corea del Norte ha evadido las demandas de la comunidad internacional para detener su agresión durante décadas, la paz del presidente Trump a través de políticas de fuerza está trabajando y llevando la paz a la Península Coreana”, concluyó la carta de los legisladores dirigida al Comité del Premio Nobel de la Paz. “No podemos pensar en nadie más merecedor del reconocimiento del Comité en 2019 que el presidente Trump, por su incansable trabajo para llevar la paz al mundo”.

Artículos Relacionados