• Miércoles , 28 marzo 2018
Lo más reciente

Desarrolladora cancunense aterriza en Colombia

Proveedor electrónico de facturación debuta en Sudamérica como la única empresa de origen
cancunense en hacerlo en el segmento de la emisión del Comprobante Fiscal Digital por Internet
(CFDI) de la mano de la oficina de ProMéxico.
El Proveedor Autorizado en Certificación (PAC), por el SAT, Facturador.com, llega a Colombia un
año antes de que aquel país del cono sur del continente haga obligatoria la facturación
electrónica, como lo hiciera México en 2014.
Marco Erosa Cárdenas, CEO de la compañía, coincidió con otros expertos en que México es un
país muy avanzado en temas de facturación electrónica de tal forma que lo considera uno de los
servicios más maduros a nivel internacional.
Al ser un modelo muy exitoso, lo están siguiendo países en Latinoamérica, es el caso de Colombia,
agregó, que ha tomado muchas de las bondades del modelo mexicano y lo está implementando en
su país a partir de este año, aunque primero de manera opcional.
Apostarle al mercado colombiano supone para el facturador electrónico la internacionalización de
una empresa mexicana que antes pasó exitosamente la transformación al nuevo modelo de
factura 3.3, una reconversión completa del sistema, ostentando el certificado ISO27001 de
seguridad.
“Facturador tiene 8 años de experiencia en México y decidimos dar el primer paso a la
internacionalización a un mercado más natural como es el colombiano por el tamaño de su
población y la legislación. Estamos aprendiendo mucho de cómo llevar un producto nacional al
mercado internacional y nos va a servir como base para en el futuro empezar a explorar otros
países “, comentó.
El desarrollo colombiano de Factuador.com se está haciendo desde Cancún con mano de obra de
programadores egresados de instituciones como el ITC, UTC y la universidad Politécnica de
Cancún.
De igual forma el soporte técnico para los servicios en Colombia serán desarrollados desde
Cancún, pues si bien la oficina de Colombia va a ser una representación comercial, con cierta
operación para clientes en particular, mucho del trabajo va a seguir siendo mexicano.
La facturación electrónica, para Erosa Cárdenas, es un proceso natural de digitalización fiscal
que deben adoptar tanto las personas físicas como morales para adaptarse a las exigencias del
mercado, cualquiera que sea este, en México u otro país, pues de lo contrario no sobrevivirán a la
cuarta revolución industrial.
En contraparte, sostiene que quienes han adoptado las herramientas de la era digital en su
trabajo o negocio han reportado hasta un incremento del 50 por ciento en sus ingresos en
comparación con aquellos negocios que no se han adaptado a los cambios tecnológicos.

Artículos Relacionados